Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Anuncian más de $3.3 millones contra el crimen y para asistir a víctimas

sealSAN JUAN  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, anunció el lunes que el Departamento de Justicia federal está asignando 3.3 millones de dólares adicionales a la Isla para programas de prevención y respuesta al crimen y de asistencia a las víctimas y que provienen de tres programas federales distintos.

“El Departamento de Justicia local recibirá más de 2.7 millones de dólares bajo el Programa Byrne JAG (Edward Byrne Memorial Justice Assistance Grant), que provee recursos a los estados y territorios para combatir la criminalidad a tenor con las necesidades y particularidades de cada jurisdicción. Estos fondos pueden ser usados para entrenamiento, reclutamiento, adquisición de equipo o suministros, contratación de apoyo y sistemas de información. Justicia local utilizará los fondos para apoyo a la policía y fiscales, mejorar la prevención del crimen, en programas de tratamiento de drogas, adquirir nueva tecnología para combatir el crimen y mejorar los laboratorios forenses”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

“Los 3.6 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico merecen sentirse seguros en sus casas y sus comunidades y esta inyección de fondos federales ayudará a las autoridades locales en sus esfuerzos para prevenir el crimen, arrestar a sospechosos y encausar a los criminales”, añadió.

Pierluisi aseguró que ha estado ejerciendo una presión extraordinaria al gobierno federal para aumentar los recursos que éste dedica a combatir la violencia en Puerto Rico.

“La razón principal por la que la tasa de asesinatos en la Isla este año está reduciéndose es que nuestros esfuerzos con el gobierno federal han comenzado a rendir frutos. No obstante, la tasa de asesinatos en Puerto Rico todavía es mucho mayor que en cualquier estado y hay que hacer mucho más para reducir la violencia criminal en la Isla”, dijo Pierluisi.

El funcionario dijo además que Puerto Rico también recibirá 300,000 dólares del Fondo Federal para Víctimas de Violencia, que será utilizado por Justicia local para compensar a víctimas elegibles bajo el programa. El Fondo para Víctimas de Violencia fue establecido por el Congreso en el 1984, y es financiado por multas y penalidades pagados por convictos de delitos federales. Esta asignación complementa una similar de 5.4 millones de dólares anunciada por el comisionado residente el mes pasado, dirigida a organizaciones que proveen servicios de apoyo a víctimas y sobrevivientes de violencia doméstica, agresión sexual, abuso de menores, guiar bajo la influencia de alcohol, homicidios y otros crímenes.

Además, detalló que la Oficina de la Procuradora de la Mujer recibirá 305,000 dólares del Programa Federal de Servicios a Víctimas de Agresión Sexual (Sexual Assault Services Program o SASP), que provee recursos a estados y territorios para intervención directa y asistencia a víctimas de agresión sexual. El año pasado, el Congreso extendió la aplicación de la Ley Federal de Violencia Contra la Mujer por un término adicional de cinco años y como resultado de las gestiones de Pierluisi, la extensión incluyó una disposición que por primera vez le da a Puerto Rico trato como estado en el Programa.

“Bajo la nueva fórmula que trabajamos, los 50 estados, Puerto Rico y el Distrito de Columbia reciben 1.5 por ciento del total apropiado para el Programa Federal de Servicios a Víctimas de Agresión Sexual, un aumento significativo al compararse con el 0.125 que Puerto Rico recibía anteriormente. Para ponerlo en contexto, los 305,000 dólares que la Procuradora de la Mujer está recibiendo este año es 25 veces mayor que lo que recibió en el 2011, que fue un poco más de 12,000 dólares”, indicó Pierluisi.

“Estos fondos federales –que serán utilizados para compensar y proveer servicios de apoyo a las víctimas del crimen, incluyendo a las víctimas de agresión sexual- son extremadamente importantes: persiguen la causa de la justicia y ayudan a las víctimas a retomar el control de sus vidas tras un incidente traumático”, concluyó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.