Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Alegan federales desmienten al secretario de Educación

indexEL CAPITOLIO  – El representante Ángel Peña Ramírez dijo el martes que la desconfianza de las autoridades federales en las ejecutorias del secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, es tan alta que el funcionario debería renunciar antes de llevarse en su “desastre administrativo” al Departamento de Educación que ya se encuentra a pasos de ser colocado en el nivel de “alto riesgo” en el uso de fondos federales.

“El secretario de Educación miente compulsivamente. Recientemente este funcionario indicó que las autoridades federales estaban satisfechas con sus ejecutorias. Eso es totalmente falso. Todo lo contrario. La propia directora de la Oficina de Educación Especial federal, Melody Musgrove, dijo, claro y concreto, que de continuar el titular con sus políticas administrativas, el Departamento de Educación federal colocará la Isla en la lista de programas de alto riesgo. La pregunta que nos debemos hacer es, ¿cuánto más tiene que aguantar el estudiantado del sistema público de enseñanza antes de que el Gobernador actué?”, dijo el legislador penepé en un comunicado de prensa.

Las expresiones de Peña Ramírez surgen luego de que recientemente saliera a relucir el contenido de una carta suscrita a Román Meléndez en donde se le advierte que no está cumpliendo con los requisitos federales de servicios a los alumnos con impedimentos.

“Este es el segundo año consecutivo que las autoridades federales colocan a Puerto Rico en la lista de “necesitan asistencia” por las desacertadas decisiones del Secretario. La realidad es que el Departamento está en la mirilla federal. La renuencia del gobernador Alejandro García Padilla en aceptar el desastre que es este funcionario nos deja perplejos y lo convierte en cómplice”, dijo.

El representante estadista envió una carta la semana pasada al Secretario de Educación federal, Arne Duncan, en donde describe el “caótico” estado de la educación pública en la Isla bajo Román Meléndez.

A la misma vez, Peña Ramírez solicitó la intervención de Duncan, en la forma de asistencia técnica, para que los federales administren el Departamento hasta que se trace un curso de acción a largo plazo para lidiar con la multiplicidad de problemas causados por las decisiones de los últimos 18 meses.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.