Victoria para Ponce en pleito federal por pacientes VIH/SIDA

logo_crop380wPONCE – El municipio de Ponce prevaleció en el pleito federal contra el Departamento de Salud Federal, la Administración federal de Servicios de Salud y la Oficina Federal de Gerencia y Presupuesto por la demarcación geográfica errónea que esas agencias federales han fijado para calcular los casos de VIH/SIDA en la región integrada por Ponce y pueblos de la región sur.

La alcaldesa María Meléndez Altieri, sostuvo que la decisión del juez José A. Fusté hace justicia a los pacientes de VIH/SIDA, no solo de Ponce, sino de la región sur.

“Recibimos con mucha satisfacción el análisis que hizo el juez Fusté sobre las determinaciones claramente injusticas que varias agencias federales han seguido históricamente al establecer la delimitación geográfica de la región sur para contabilizar los casos de VIH/SIDA. El juez acogió nuestros planteamientos sobre la ilegalidad de dichas demarcaciones, y la realidad de que otros municipios cercanos debían ser incluidos para poder establecer la realidad de los casos que afectan nuestra región. Estamos conscientes sobre la decisión de que no se asignen fondos para este año fiscal y estamos buscando alternativas sobre ese punto con nuestros abogados”, sostuvo Meléndez Altieri en un comunicado de prensa.

La alcaldesa informó que en una opinión emitida el martes, el juez Fusté concluyó que es ilegal la delimitación geográfica que las agencias federales demandadas aplican para asignar fondos al programa que el municipio de Ponce mantiene bajo ley federal Ryan White que atiende a pacientes VIH/SIDA. Fusté determinó que el Departamento de Salud federal no demostró que utiliza bases concretas, claramente identificables y racionales al determinar cuáles municipios deben integrar la región de Ponce y municipios del sur para efectos de asignar fondos destinados a tratamiento de pacientes en Ponce y pueblos limítrofes.

“El Departamento de Salud federal tenía una obligación de demostrar un ejercicio razonable de toma de decisiones deliberativas. Encontramos que el Departamento abdicó esa responsabilidad y que la demarcación no explicada, no identificada y no disponible de la demarcación geográfica de 1994, no puede sobrevivir una revisión sobre arbitrariedad y capricho. Por lo tanto, esos límites geográficos son ilegales y se dejan sin efecto para la región de Ponce”, concluyó el juez, según indicó la alcaldesa.

La ejecutiva ponceña sostuvo que en su decisión, Fusté hizo referencia a que la delimitación geográfica declarada ilegal, data de 1994 y las agencias demandadas no presentaron al tribunal cuales fueron las bases o criterios racionales seguidos para establecer esa demarcación territorial que dejó fuera a los varios municipios de Adjuntas, Santa Isabel y Coamo, pese a la marcada integración social y económica que tienen los residentes de dichos municipios con Ponce.

Asimismo, señaló que el juez sostuvo que resulta académica la petición del Municipio de Ponce para la asignación de fondos de la Ley Ryan White para el presupuesto del año fiscal 2014 debido a que los mismos fueron distribuidos en marzo pasado entre otras jurisdicciones. No obstante, Fusté concluyó que esa determinación no impedía al tribunal examinar la ilegalidad sobre la demarcación territorial que han aplicado las agencias, principalmente para los próximos años fiscales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.