Urgen intervención federal para el Departamento de Educación

140px-US-DeptOfEducation-Seal.svgEL CAPITOLIO – El representante estadista Ángel Peña Ramírez solicitó el jueves en la mañana la pronta intervención del secretario de Educación federal, Arne Duncan, para que este funcionario utilice su “autoridad” con el objetivo de solucionar la plétora de problemas que aqueja al Departamento de Educación de Puerto Rico.

El pedido de auxilio federal lo hizo el representante estadista mediante una carta enviada ayer miércoles en donde también le describe a Duncan el caótico panorama por el cual atraviesa todos los estudiantes, padres, maestros y el resto de los integrantes de la comunidad escolar.

“El Departamento de Educación de Puerto Rico atraviesa el peor momento en su historia y de continuar por el camino que el actual Secretario (Rafael Román) lo está llevando, el mismo podría convertirse en una amenaza al bienestar de todos los componentes del sistema público de enseñanza, muy particularmente, a los estudiantes del programa de educación especial”, indicó el legislador del Partido Nuevo Progresista mediante un comunicado de prensa.

En la carta suscrita al titular de educación federal, Peña Ramírez destacó la total falta de “compromiso y acción” por parte de la actual administración del Partido Popular Democrático para solucionar la multiplicidad de problemas que ha enfrentado el Departamento durante las primeras tres semanas de clases.

“En estos momentos, hay sobre cinco mil estudiantes que todavía no cuentan con un sistema adecuado de transportación escolar. El proceso de reclutamiento de maestros, así como demás personal de apoyo, solamente se puede catalogar como abismal. Al momento de esta comunicación, todavía hay cientos de maestros de la corriente regular que no han sido nombrados. El problema se agudiza al enterarnos que más de la mitad de los Trabajadores Tipo I, quienes son las personas asignadas a trabajar directamente con los estudiantes de educación especial, todavía no han sido ni tan siquiera reclutados”, continuó diciendo.

El representante del distrito número 33, el cual comprende los municipios de Juncos, Las Piedras y San Lorenzo; reclamó de Duncan su “conocimiento y autoridad” para solucionar los problemas que tiene el Departamento.

La intervención pedida por Peña Ramírez se dirige a la supervisión del área de administración de recursos fiscales y humanos, así como a la prestación de servicios a los estudiantes y padres del programa de educación especial.

El Departamento de Educación de Puerto Rico ya ha estado bajo supervisión federal, como agencia de alto riesgo, clasificación que obtuvo en mayo del 2002 y la cual duró hasta octubre de 2004.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.