Senadora del PIP reclama acción legislativa ante el depósito ilegal de cenizas de carbón en Peñuelas

08-21-14 PIPEl CAPITOLIO  – La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago Negrón, denunció el miércoles, el depósito “ilegal” de cenizas en el vertedero de Peñuelas por parte de la compañía Ecosystems, Inc., en clara contravención a la ordenanza municipal que lo prohíbe.

Según la senadora, las cenizas provienen de la planta generadora de energía Applied Energy Systems (AES), la cual opera desde el año 2002 en el barrio Jobos de Guayama, y que produce cada día entre 800 a 1,000 toneladas de cenizas resultado de quema de carbón, es decir, aproximadamente 300 mil toneladas al año.

“Esta grave situación, este desprecio a una clara prohibición, amerita una expresión de parte de quienes representamos al pueblo en el Senado de Puerto Rico, y por ello, he presentado la Resolución del Senado 907, para expresar el ” apoyo y solidaridad del Senado de Puerto Rico con los ciudadanos de Peñuelas y la administración municipal en su esfuerzo por defender la salud y el ambiente de sus comunidades, al evitar el depósito de cenizas de carbón en el vertedero localizado en Tallaboa”, dijo la senadora Santiago en un comunicado de prensa.

Desde que inició operaciones, AES ha generado cerca de 3.6 millones de toneladas de cenizas. Originalmente las cenizas se enviaban a la República Dominicana y entre el 2003 y el 2004, se trasladaron por barco cerca de 80,000 toneladas de cenizas de carbón al poblado de Arroyo Barril. La práctica ceso tras la presentación de un reclamo judicial por parte de las comunidades y el gobierno dominicano. Una vez la Republica Dominicana se negó a servir de vertedero para la AES, las cenizas comenzaron a depositarse en nuestro país, utilizando vertederos municipales como el de Salinas, caminos y como relleno en proyectos de construcción. Eventualmente, se creó la marca AGREMAX bajo la cual se mercadean ahora las cenizas.

La senadora Santiago presentó el 4 de febrero de 2013 el Proyecto del Senado 340 para prohibir esta peligrosa práctica. Tras la celebración de vistas públicas, se sometió un proyecto sustitutivo que, aunque mucho menos riguroso, propone que se reglamente el uso de cenizas. Ante la inacción de la Asamblea Legislativa, 40 municipios aprobaron Ordenanzas que tajantemente prohíben “el uso de cenizas procedentes de la quema de carbón en plantas generadoras de energía como material de relleno y su depósito sobre terrenos en los límites territoriales del municipio….” La prohibición incluye expresamente la utilización de Agremax o de cenizas mercadeadas con cualquier otro nombre comercial. En el caso de Peñuelas, se trata de la Ordenanza Municipal Núm. 13 Serie 2012-13 del 10 de abril de 2013.

A pesar de ello, Ecosystems insiste en recibir en suelo peñolano cenizas producidas por AES. En el mes de mayo del 2014, miembros de la comunidad denunciaron y sometieron una querella contra el depósito de cenizas de carbón en este nuevo vertedero. La Junta de Calidad Ambiental (JCA) multó a Ecosystems y una de las razones fue por no informar que estarían utilizando relleno en su vertedero. Ante la insistencia de Ecosystems de continuar depositando cenizas de carbón en su vertedero, miembros de la comunidad detuvieron la entrada de camiones procedentes de la AES y sometieron una querella por la actuación ilegal de la empresa. Por su parte, la administración municipal ha presentado una solicitud de interdicto (JPE2014-0457), en torno a la cual se celebrara vista el 8 de septiembre.

1 comentario

  1. Enrique dice:

    Los Boricuas, como parte de la Humanidad no hemos sido creados simplemente para servir como piezas de juego de las circumstancias, como víctimas de condiciones o marioneta movida de un lado a otro por fuerzas fuera de nuestro control. Como parte de la Humanidad, ocupamos la cumbre de la Creación y lejos de ser insignificantes, somos parte de la Autoridad Suprema designada por el Creador para gobernar la Tierra. Somos, como el resto de la divina creación, los instrumentos mediante los cuales la Sabiduría, el Conocimiento, la Vida y todos los poderes de la Inteligencia Creadora de Dios se expresan. Como hemos sido creados a “su imagen y semejanza,” somos también creadores, cada uno de su propia manifestación. Somos creadores; todo lo que somos, nuestra vida, nuestro mundo, nuestras circumstancias, todo lo que nos sucede es nuestra propia creación.

    Como nación, tenemos ciertos “derechos inalienables.” Tenemos el derecho a poseer una identidad propia. Tenemos el derecho de habitar nuestro propio espacio físico, el cual sirva como nuestro caparazón protector, y cual podemos permanecer como una personalidad absoluta e independiente. La orientación social y la protección propia son esenciales para la preservación de estos privilegios. La Libertad, la Fraternidad, y la Igualdad son atributos vitales de una nación libre y soberana, y sin estos no existe la seguridad, no hay descanso, no hay recreo, ninguna recompenza por nuestros esfuerzos en Vida.

    Una nación libre y soberana es el resultado de la solidaridad por las necesidades de los miembros fraternos de la nación, la cooperación y el apoyo mutuo para superar sus obstáculos, para defenderse de sus adversarios, y la creación de una sociedad en la cual todos aquellos que cooperan se benefician mutuamente. 

    La unión es el elemento más importante de una nación libre y soberana. La historia, las tradiciones y los valores en común son los límites que definen a una sociedad nacional. Estos son los denominadores comunes de la cultura particular de una nación, de su identidad o conciencia colectiva. Las varias expresiones de estas son los indicadores mediante los cuales los miembros de una sociedad se identifican. Como límites y denominadores comunes, son los lazos que mantienes la sociedad unida. Toda sociedad tiene necesidad de una serie de tradiciones y regulaciones comunes que son por lo menos respetadas y comprendidas por la mayoría de sus miembros. Através de la historia humana, nunca se ha desarrollado una nación libre y soberana sin poseer tradiciones y valores comunes. 

    Uno de los elementos claves del Nacionalismo lo es la fraternidad. “La fraternidad es grande y puede mucho.” La necesidad humana de co-existir en grupos que le proveen significado y propósito a cada individuo, así como al grupo por completo es un impulso socio-biológico y espiritual que actua como agente para la preservación del individuo, del grupo, y de la raza humana. Se manifiesta como una expresión automática para proteger la Vida del organismo. Se puede describir como una corriente o fluído de energía, como una ráfaga subliminal que enfatiza un propósito espiritual. Este impulso sirve para desarroyar un sentido de identidad y propósito individual y colectivo que reenfuerza y protege la unidad social contra cualquier opresión. Es el deseo de sobrevivir en libertad, en armonía y prosperidad. Una identidad nacional es el resultado de esta fuerza de la naturaleza. 

    “Hay una visión de belleza puertorriqueña. Hay una fé puertorriqueña. Hay una fé que se extiende hasta la eternidad de generaciones por nacer de grandes, nobles y santos puertorriqueños.”
    -Don Pedro Albizu Campos

    Todo pueblo y nación es producto de, no solo siglos de historia, pero de la continuidad de milenios de tradición y evolución, una continuación del legado de sus antepasados. Muchos de nosotros hemos sido desconectados de estas tradiciones y lazos fraternales mediante el proceso de esclavitud colonial, pero la Luz continuará brillando y atrayendo a los miembros de nuestra grán familia. 

    Así que cuando digo que los puertorriqueños somos un “Pueblo elegido por Dios” lo digo entonces por la siguiente razón; así como una persona individual debe reconocer su más íntima identidad ligada al Ser Supremo para poder realizar su misión individual en este mundo, también un pueblo o nación, una personalidad o conciencia colectiva, debe reconocerse a sí misma como una expresión del Creador para poder evolucionar y alcanzar su destino en la Tierra. 

    La nación Puertorriqueña debe despertar y reconocer el papel que le corresponde llevar a cabo en el presente y el futuro de la Humanidad. Nuestros líderes deben comprender que nuestra nación tiene una misión especial. Una misión particular que está ligada al resto de la Humanidad y este mundo en que existimos. Es hora de honrar nuestra historia y el legado de nuestros antepasados, de forjar nuestro propio destino, de fundar nuestra casa.