Senador Carmelo Ríos denuncia eliminación de rutas de AMA

AMA-155x155EL CAPITOLIO – El portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista en el Senado, Carmelo Ríos Santiago denunció el jueves, el “efecto peligroso” contra usuarios, comerciantes, proveedores de servicios de salud y la economía ante la eliminación de rutas de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) bajo el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

“Es conocido por todos que la economía de Puerto Rico ha sufrido un decrecimiento sustancial en los pasados 8 años. Luego de un leve repunte a finales de 2012, en los últimos 18 meses, Puerto Rico ha experimentado un Índice de Actividad Económica promedio de – 2.66%. Para que una economía pueda medirse como saludable, existen una serie de elementos que deben ser favorablemente atendidos: el comercio, la producción energética, la infraestructura, las políticas contributivas, las políticas laborales, el empleo y la transportación, entre otros”, dijo Ríos en un comunicado de prensa.

“Si observamos cómo ha ido este gobierno atendiendo cada uno de las áreas relacionadas a estos elementos, podríamos tener un cuadro más claro sobre por qué estamos como estamos”, añadió.

Dijo que en el área del comercio debemos observar que las ventas al detal reflejan un decrecimiento de 0.6 por ciento en comparación del año anterior. En cuanto a la producción de energía, la AEE, empresa gubernamental encargada de forma exclusiva en proveer los servicios energéticos a todo PR, se encuentra en su peor crisis desde su creación hace alrededor de 70 años, estando hoy bajo una sindicatura. El sector de la construcción privada presenta la tercera cifra más baja desde 1995, un descenso de 8.5 por ciento representando una pérdida de inversión de hasta 1,875.7 millones de dólares. Tras un alza de un esperanzador 4.3 por ciento en junio, las ventas de cemento tuvieron una estrepitosa caída de 6.9 por ciento en julio.

“De otra parte, todos los sectores productivos sufren las desiguales e inestables políticas contributivas de esta administración, donde un sin igual aumento de $1,400 millones en las contribuciones, han tenido el efecto de aminorar el capital de inversión de estos sectores, minimizando aún más las probabilidades de expandir nuestra producción”, demandó.

“Ahora, el sector de la transportación figura como la próxima víctima de esas políticas fiscales, pretendiendo eliminar 23 de 37 rutas de la Autoridad Metropolitana de Autobuses, lo cual constituye la eliminación del 62% de la transportación pública gubernamental, y principal tributario de otras mayores como lo es el Tren Urbano”, dijo.

“Como senador del distrito de Bayamón es mi deber hacer la denuncia pública y llamar la voz de alerta, pues de esas 23 rutas a ser eliminadas, 6 pertenecen al mismo, desglosándose de la siguiente forma: 2 rutas en Bayamón, las 3 rutas de Guaynabo y 1 ruta en Toa Baja, específicamente desde el área de Levittown a Cataño”, dijo.

Mencionó que la transportación, como uno de los elementos esenciales de cualquier economía, no solo representa la carga de bienes de un lugar a otro, sino que en una economía de consumo como la nuestra representa el traslado de potenciales consumidores de bienes y servicios entre dos o más puntos. “Es mediante ese intercambio comercial que nuestro propio sistema de recaudos, basado fundamentalmente en el consumo se alimenta. Sin dejar de pensar en el enorme impacto social que ello representa, pues es en estas rutas, mayormente de un indicador socioeconómico de clase media moderada/media baja, donde reside una comunidad envejeciente cada vez en mayor aumento, así como estudiantes y trabajadores, cuyo único medio de transporte es el provisto por el estado. Para fines de su análisis de costo efectividad, el DTOP computa que alrededor de unos 10,000 usuarios se estarían afectando. Eso es falso”.

“La realidad es que la forma correcta de proyectar ese número, es el mismo que se utiliza para computar el número de ciudadanos a ser impactados al momento de hacer la petición de fondos federales en cada Plan Quinquenal, acordado con la Agencia Federal de Transportación (FTA) en su “Action Plan” anual. De esta forma, es correcto decir que esta mala decisión tiene el efecto de impactar adversamente a alrededor de 330,166 personas distribuidas de la siguiente forma:

• Rutas Bayamón: 174,680

• Ruta Toa Baja: 82,278

• Rutas Guaynabo: 73,208

Ello, sin contar, el efecto en cadena adverso a comercios, oficinas de servicios, entre otros. Entre ellos, habrá que sumarle además el efecto que tendrá sobre la población físicamente impedida, pues no existe otra opción de transportación para estos”, detalló el senador.

“El DTOP justifica esta estrategia, como un medio para alivianar la crisis fiscal gubernamental, mediante la reducción del gasto público. En principio estamos de acuerdo que una reducción en el gasto público es esencial.”, sostuvo Ríos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.