Secretario de Educación no renunciaría a su cargo

departamento-de-educacion1SAN JUAN – El secretario de Educación Rafael Román Meléndez reiteró el miércoles, que no se propone dimitir a su cargo tras la controversia generada en torno a los servicios de Educación Especial que desde el inicio de clases, ha plagado su gestión pública.

“Yo no voy a renunciar. Yo tengo unas metas y un pan de trabajo que cumplir”, señaló Román Meléndez en respuesta a preguntas de la prensa en torno su maltrecha imagen.

De acuerdo con el secretario del Departamento de Educación (DE), desde hace más de un año se están haciendo cambios en la agencia que dirige para atender los múltiples problemas que le aquejan. Román Meléndez reconoció, no obstante, que la complejidad de dichos problemas no permite soluciones rápidas.

Unos de estos problemas es la controversia en torno a los servicios de Educación Especial que el DE viene obligado a ofrecer a la población necesitada.

La situación en torno al programa de Educación Especial alcanzó nuevos niveles esta semana cuando el Gobernador Alejandro García Padilla le dio un “ultimátum” a Román Meléndez para que éste resolviera el problema de contratación de asistentes de estudiantes (T-1) de Educación Especial no más tarde de esta semana. Aparentemente el Gobernador desconocía que centenares de estos estudiantes carecían del apoyo de los llamados trabajadores uno (T-1) que se supone les acompañen durante el curso escolar desde el inicio de clases.

La contratación de ese personal ha sido objeto de recurrentes quejas de parte de los padres de los niños de Educación Especial, particularmente durante el inicio de cada curso escolar. Desde la semana pasada padres y madres de los estudiantes de educación especial se han quejado principalmente de la falta de transportación para sus hijos y la ausencia de los T-1 que les den ser asignados. Al momento de comenzar las clases hace más de dos semanas Román Meléndez había asegurado que todos los niños con necesidad de un T-1 dispondrían de los mismos no más tarde de una semana después. Sin embargo, más de una semana después de haberse cumplido el plazo ofrecido por él mismo, aún faltaban varios centenares de T-1’s por contratar.

A la polémica se sumó el malestar de los padres de los niños con la subsecretaria a cargo de educación especial, Doris Zapata, quien supuestamente no ha sido capaz de organizar administrativamente el programa de manera que los niños puedan recibir los servicios que necesitan. De hecho, se le adjudica al presidente de la Comisión de Derechos Civiles, Ever Padilla, haber escuchado a Zapata reconocer que no disponía de la capacidad para atender los problemas en torno al programa de educación especial, y que eso le correspondía al Secretario Román Meléndez.

Las diferencias entre el Secretario de Educación y Zapata supuestamente se remontan a más de un año, sin embargo, ella permanecía en su posición por ser la esposa del influyente alcalde de San Germán, Isidro Negrón, y porque había sido recomendada por el Gobernador para el puesto. Pero, una vez el propio Gobernador le da un plazo de una semana a Román Meléndez para resolver el problema con los T-1, el martes en la noche el Secretario le retiró su confianza y quedó fuera del cargo.

“Este no es el único cambio que yo he ejecutado en la agencia en estos días…determinamos que es momento de hacer una transformación en la Secretaría de Educación Especial”, dijo Román Meléndez.

En una improvisada conferencia de prensa durante las actividades del Día de Logros del Taller de Fotoperiodismo, Román Meléndez aseguró que “tendremos a todos los T-1 [contratados] para el viernes”. El Secretario añadió además, que unos 100 trabajadores uno ya estaban listos para llegar a las escuelas el miércoles.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.