Onda tropical aún no logra desarrollarse según caza huracanes

140822-SatIRSAN JUAN  – Sin un centro definido aún. Así se encuentra la fuerte onda tropical que afecta la región, según el más reciente informe emitido en la tarde del viernes por parte del Centro Nacional de Huracanes (CNH) en Miami.

La zona de baja presión asociada a la onda tropical se encontraba localizada al noroeste de Puerto Rico cuando una misión de reconocimiento de un avión caza huracanes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos reportó nuevamente dificultades para hallar un centro.

Al igual que el viernes, un avión sobrevoló el sistema en horas de la tarde buscando hallar características que pudieran ayudar al CNH a emitir boletines sobre el fenómeno, no obstante, a eso de las 4:30 de la tarde datos provistos por los instrumentos del avión y observaciones de la superficie por zondas indican que aún la potente onda tropical “carece de una circulación bien definida a nivel de la superficie”.

A pesar de esto, el CNH reconoció que el fenómeno “está produciendo vientos con fuerza de tormenta tropical sobre las aguas abiertas al norte de estas islas (Puerto Rico y La Española). La organización general de los aguaceros y tronadas ha estado aumentado durante hoy, no obstante la proximidad del sistema a La Española podría limitar el desarrollo esta noche”. Datos emitidos por el caza huracanes apuntan a que los vientos máximos sostenidos de la onda se encuentran entre las 45 a 50 millas por hora.

Lluvias leves a moderadas con algunas bandas más fuertes aún continúan afectando partes de Puerto Rico, Islas Vírgenes y La Española y se espera que lluvias adicionales, aunque con menor frecuencia e intensidad continúen repitiéndose durante la noche del viernes y el sábado en la mañana. Vientos en ráfagas y tormentas eléctricas pudieran acompañar al sistema esta noche, mientras salga de la región.

Dado la ausencia de una circulación bien definida a nivel de la superficie, el CNH descartó iniciar advertencias de ciclón tropical en estos momentos. No obstante, se espera que las condiciones ambientales sean más conducentes para el desarrollo cuando el disturbio se mueva cerca o sobre las islas Bahamas del sureste el sábado.

Imágenes de satélite muestran como la onda cuenta con bandas en espiral y fuertes áreas de tormentas eléctricas lo que sugiere que en cualquier momento pudiera convertirse en una tormenta tropical. Ante esa posibilidad, el CNH le otorgó una probabilidad para un desarrollo de 70 por ciento dentro de las próximas 48 horas.

Una vigilancia de inundaciones repentinas sigue en efecto para Puerto Rico e Islas Vírgenes Estadounidenses hasta el sábado en la mañana y acumulaciones de lluvia de dos a tres pulgadas adicionales a las que ya han caído en la región son posibles.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.