Miles de dólares para exploración marítima de la “Trinchera de Puerto Rico”

Haga un click en la foto/logo para ver más

Haga un click en la foto/logo para ver más

WASHINGTON , D.C.  – El comisionado residente Pedro Pierluisi anunció el jueves que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), del Departamento de Comercio de Estados Unidos, aprobó una asignación de 349,000 dólares en fondos federales para la exploración de la Trinchera de Muertos y la Trinchera de Puerto Rico.

“La exploración de las grandes trincheras submarinas es de las últimas fronteras de la oceanografía y presenta grandes retos tecnológicos. La ‘Trinchera de Puerto Rico’ es única por su posición geográfica y por su localización entre las fuentes de agua profundas/fondo del Océano Atlántico. Se teoriza que ésta, junto a la ‘Trinchera de Muertos’, presentan un riesgo de tsunami significativo para Puerto Rico y las Islas Vírgenes, el Caribe en general y la costa este de Estados Unidos. Aunque logísticamente ambas trincheras están próximas una a la otra, sus ‘columnas de agua’, ecología (biota) y sedimentos no han sido objeto de estudio y muestreo. Por tanto, me complace anunciar que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, acaba de aprobar una asignación de 349,000 dólares en fondos federales a la doctora Marisol Vera de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, para explorar las trincheras oceánicas Muertos y Puerto Rico con vehículos subacuáticos remotos”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Pierluisi explicó que el proyecto, que se nutrirá de recursos adicionales del gobierno federal y la industria privada (Servicio Geológico de Estados Unidos y Teledyne RDI, respectivamente), atenderá dos prioridades temáticas: (1) procesos – la investigación de procesos biogeoquímicos poco estudiados en sitios de importancia geológica y biológica, y (2) tecnológica – el desarrollo de procedimientos de investigación utilizando vehículos subacuáticos que mejoran nuestra habilidad para explorar, investigar y entender los procesos biogeoquímicos en las profundidades del mar.

“Con esta asignación de fondos y recursos federales, el Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico vuelve a colocarse a la vanguardia de la exploración científica y tecnológica, precisamente en una de las últimas fronteras de la oceanografía. La exploración y estudio de las grandes profundidades en nuestro entorno, además de esencial para nuestra preparación y seguridad en caso de un evento de tsunami, redundará en un mejor manejo y mapeo del océano y costas y ampliará nuestro entendimiento de los ecosistemas, entre otros”, concluyó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.