Logra la Rama Judicial el primer y el segundo lugar en la entrega de premios a la excelencia en el servicio público

08-13-14 Rama JudicialSAN JUAN – La Rama Judicial de Puerto Rico obtuvo el miércoles, el primer y el segundo lugar en la ceremonia de entrega de los Premios Manuel A. Pérez, máximo galardón al servicio público del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

El primer lugar fue otorgado a la licenciada Daisy Torres Berríos, Supervisora de Oficiales Jurídicos del Centro Judicial de Ponce, y el segundo lugar recayó en el señor Manuel Orlando González Torres, alguacil general del Tribunal de Apelaciones. La jueza presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta, y la directora administrativa de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT), Sonia Ivette Vélez Colón, participaron de la entrega de los galardones celebrada en el Teatro Tapia, de San Juan.

La jueza presidenta Fiol Matta se expresó muy orgullosa del logro alcanzado y destacó las ejecutorias de ambos servidores públicos. “Para mí es un orgullo el logro de estos excelentes profesionales. Ambos son el reflejo de los más de cinco mil servidores públicos de la Rama Judicial. Nuestros funcionarios y funcionarias se distinguen por su entrega y dedicación, por trabajar incansablemente por el bien de la justicia. Felicito de todo corazón a la licenciada Torres Berríos y al alguacil González Torres, y por medio de ellos felicito a todos los servidores públicos de la Rama Judicial”, expresó Fiol Matta en un comunicado de prensa.

En términos similares se expresó la Directora Administrativa de la OAT. “No podemos recibir mejor noticia ni mejor regalo en la Semana del Servidor Público que el reconocimiento a estos dos compañeros que representan lo mejor de la Rama Judicial. Ambos son ejemplos para todos los que trabajamos día a día por un mejor Puerto Rico. La Rama Judicial se siente orgullosa de ellos”, manifestó la jueza Vélez Colón.

Entre las aportaciones al servicio público que hicieron merecedora a la licenciada Torres Berríos del galardón destacan la creación de una hoja de evaluación que optimizó la coordinación, recibo y entrega de los expedientes que son referidos a las oficinas de los jueces y juezas para estudio o investigación y que han sido trabajados por el oficial jurídico. Estableció, además, un nuevo sistema para la asignación de casos y distribución de trabajo. Esta innovación promovió un mejor servicio hacia los usuarios, en particular para los jueces y juezas que hacen consultas o refieren asuntos para su atención.

Por su parte, el alguacil González Torres constituyó el Plan Operacional de Emergencias del Tribunal de Apelaciones, denominado P.O.E.T.A. Sobresale su manera sensible de llevar a cabo una de las funciones más difíciles inherentes al alguacilazgo como es el desahucio. Para estos casos, mientras fue alguacil del Tribunal de Primera Instancia, estableció el procedimiento de reunir a las partes en su oficina y con el consentimiento de la parte demandante o su promovente lograr un término para que el inquilino o demandado desaloje la propiedad de manera voluntaria. Su desempeño logró que el 95 por ciento de los casos se resolvieran por consenso.

Los premios fueron entregados por el Secretario de Estado, David Bernier Rivera, y el Director de la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos (OCALARH), Harry Vega Díaz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.