Ganaderos exigen a ORIL que tome medidas ante robo de ganado

173423687SAN JUAN – El presidente del sector de leche de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico, Agrónomo Juan Carlos Rivera Serrano, le hizo un llamado a la Oficina Reglamentadora de la industria Lechera (ORIL), para que acelere la implantación de una estructura para que en caso de robo se pueda rastrear el ganado mediante un dispositivo electrónico.

“A través del Programa de Calidad de Leche, la ORIL ya tiene los mecanismos de fiscalización en ley para crear una estructura para llevar un registro de la implantación de dispositivos electrónicos en cada animal para que en caso de robo, se puedan rastrear y que se les pueda imponer multas a las personas que compren animales robados. Este mecanismo es la única forma que vamos a poder minimizar el robo de ganado que se viene dando en las vaquerías y fincas desde hace años,” indicó Rivera en comunicado de prensa.

Rivera explicó que ha estado en conversaciones con la secretaria de Agricultura, Myrna Comas, quien le indicó que está trabajando un reglamento que dará paso a implantar el requisito de dispositivos en los animales y poder emitir multas sustanciales a las personas que cometan este delito.

“En lo que respecta al ganado para leche, tenemos conocimiento que en las últimas seis semanas se han robado mas de cien animales de diferentes vaquerías. La Policía no puede ser la única solución porque es irreal esperar que le den vigilancia a cada vaquería. La solución es acelerar la implantación del reglamento para estructurar como se implantará el requisito del dispositivo electrónico,” indicó el agrónomo.

Las expresiones de Rivera surgen a raíz del robo de 30 novillas de una vaquería en Hatillo en la madrugada del sábado, en la que individuos armados robaron vehículos e hirieron a los empleados de dicha vaquería. El precio de los animales en las vaquerías puede oscilar desde 200 dólares por un becerro recién nacido hasta 2,200 dólares por novillas de 19 a 28 meses y 2,500 dólares por animales adultos.

“El golpe no es solo el aspecto económico, sino el riesgo a la vida de nuestros empleados quienes exponen sus vidas al salir de madrugada a trabajar con los animales en las vaquerías. Solicitamos que aceleren las gestiones que está planificando el Gobierno. Es hora de tomar acción para resolver este asunto con premura en conjunto con el Departamento de Agricultura,” indicó Rivera Serrano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.