Estudio confirma que la construcción es esencial para reactivar la economía

08-29-14 ConstructoresSAN JUAN  – Funcionarios del Gobierno de Puerto Rico y miembros de la industria de la construcción, unieron esfuerzos el viernes, durante la Vigésima Cumbre de la Construcción para analizar la situación actual del sector y examinar oportunidades de crecimiento para el mismo.

El Concilio de la Construcción presentó un estudio realizado por los renombrados economistas señor Joaquín Villamil, el doctor Manuel “Coco” Morales y el doctor Manuel Maldonado, sobre el estado de situación de la industria de la construcción en la Isla. Basado en el estudio detallado de la industria en Puerto Rico y en el resto del mundo en donde se destaca la relación de la construcción con el crecimiento económico, el Concilio presentó unas recomendaciones cuyo objetivo es reactivar la economía a corto plazo y establecer las bases para una industria dinámica a más largo plazo.

El Concilio, compuesto por la Asociación de Contratistas Generales, la Asociación de Constructores de Hogares, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores y el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas, presentó varias iniciativas de proyectos pequeños que se pueden realizar como Alianzas Público Privadas con inversionistas locales. Dada la situación de estrechez fiscal que confronta el gobierno, sugieren que el mecanismo de las APP sea promovido más activamente como el medio para mitigar dicha estrechez.

Entre las ideas presentadas, está introducir cambios en la Ley de la Alianzas Público Privadas que permitan acelerar el trámite para crear dichas alianzas en proyectos con un costo total menor a los 50 millones de dólares. También proponen enmendar la legislación de tal forma que cualquier proyecto de APP, particularmente si es uno “greenfield”, tenga que incorporar a empresas o consorcios de empresas de construcción local. Otra recomendación es aprovechar los programas federales disponibles para emprender nuevos proyectos como es el programa de la Administración Obama con el nombre de Statewide Transportation Improvement Program (STIP) que viabilizaría un programa de construcción de infraestructura de una magnitud mayor que lo que se contempla actualmente. Además, contar con un plan integrado de infraestructura para apoyar la obtención de dichos fondos y otros como son los fondos TIGER.

La reactivación de la industria generaría 21 empleos directos e indirectos por cada $1.0 millón de construcción. Un estimado conservador de los proyectos que se encuentran en etapas avanzadas de ejecución y el estimado de necesidad de vivienda sugiere que en un plazo de dos años se puede generar 1,000 millones de dólares en construcción adicional lo cual representaría unos 21,000 empleos directos e indirectos.

La actividad contó también con una exposición y conversatorio con el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, y una conferencia magistral por parte del doctor Rafael Brás, Rector Académico de Georgia Institute of Technology (Georgia Tech) bajo el tema Educación e innovación para la competitividad dentro del contexto de Alianzas Público Privadas. La conferencia enfatizó que una economía de conocimiento solo puede existir con centros de educación universitaria que se ven como agentes impulsores de desarrollo económico mediante colaboración con el sector privado mediada por política pública. En esta alianza, la investigación, educación y empresarismo van mano a mano.

De otra parte, durante la Cumbre la Asociación de Contratistas Generales de América, Capítulo de Puerto Rico y la Administración de Servicios Generales firmaron un Acuerdo de Colaboración para aunar esfuerzos y recursos dirigidos a la educación continua de compradores del Gobierno, socios de la AGC y demás integrantes del sector de la construcción. Se trata de una alianza única donde ambos sectores, gobierno y empresa privada, promueven la competencia profesional e integridad en la relación contractual con el Gobierno.

La Asociación de Contratistas Generales de América, Capítulo de Puerto Rico, lleva 50 años agrupando a más de 350 compañías que generan un 80 por ciento de la construcción en nuestra Isla, un aporte económico de más de seis mil millones y un apoyo social inmensurable.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.