Cupable Roberto Quiñones por muerte de Yexeira Torres

Roberto_quiñones-editadaCAROLINA – El juez Francisco Borelli Irizarry de la sala 203 del Tribunal de Carolina halló culpable el martes, al expolicía Roberto Quiñones Rivera por la desaparición y muerte de su exnovia, la bailarina Yexeira Torres Pacheco.

“La evidencia científica también es contundente contra el acusado… Se cumplieron todos los requisitos para el asesinato sin cuerpo”, mencionó el juez Francisco Borelli Irizarry previo al veredicto.

Por este caso, Quiñones enfrentó cargos por asesinato y destrucción de evidencia. Torres Pacheco fue reportada desaparecida desde el 24 de octubre de 2011 y desde entonces el cuerpo no ha sido encontrado. Este juicio, aún sin la recuperación del cuerpo del delito, buscaba demostrar que la joven fue asesinada a manos de Quiñones Rivera.

Durante la vista del martes del juicio que se extendió por cerca de dos meses y medio, estuvieron los padres de Torres Pacheco; Iris Pacheco y Víctor Torres, así como otros familiares.

Las fiscales Alma Méndez y Sonia Polanco expusieron sus argumentos finales para sustentar sus teorías. Según trascendió, Méndez dijo que en la guagua color blanca, propiedad del expolicía, se encontraron 12 muestras de sangre que según los análisis realizados, arrojaron un perfil genético de mujer que correspondía a la bailarina. Agregó que con esa sangre, se podía inferir que Torres Pacheco está muerta.

En medio del proceso, la Fiscalía de Carolina recurrió al Tribunal de Apelaciones por un dictamen de la jueza Berthaida Seijo, quien había ordenado la supresión de esta pieza de evidencia en el caso. Sin embargo, en abril pasado, el Foro Intermedio, revocó la decisión de la jueza Seijo, con lo que la Fiscalía pudo utilizar las muestras de sangre como parte de la evidencia.

Además, se supo que la fiscal recalcó en sala que durante la relación de la bailarina y el exagente, que duró un año y tres meses, la víctima enfrentó un patrón de violencia doméstica y que incluso el acusado fue el último que la vio con vida. Asimismo, hizo hincapié sobre las admisiones que hizo Quiñones Rivera de haber sido el autor del crimen.

Por su parte, los abogados de defensa, Jorge Gordon Menéndez y Orlando Cameron Gordon también presentaron sus argumentos la mañana del martes. Gordon Menéndez se habría expresado sobre los alcances de la prueba circunstancial y que hay diferencia entre una conjetura y una inferencia.

También indicó que ningún testigo pudo demostrar que su representado haya agredido o maltratado a la joven bailarina.

Según trascendió en sala, el abogado también cuestionó las posibles fechas de la muerte de la bailarina, que de acuerdo con la acusación, habría sido entre el 24 y el 29 de octubre de 2011. Indicó que el 24 de octubre la joven estuvo en un supermercado y que hay videos que así lo demuestran.

Quiñones Rivera, además cumple una sentencia de 42 meses de cárcel por los delitos graves de falsificación de licencia, certificado y otra documentación y el delito de apropiación ilegal, en relación a un marbete falso que tenía en un vehículo de motor que fue ocupado por las autoridades y por tener un chaleco antibalas propiedad de la Policía.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.