Conny Varela defiende enmiendas a proyecto de escrutinio electrónico

CEE_CAROUSEL_IMAGE_01-300x196EL CAPITOLIO –  El representante José “Conny” Varela, presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes, insistió el domingo en respaldar las enmiendas de ese cuerpo legislativo a la resolución que ordena a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) desarrollar e implantar el uso de un sistema de escrutinio electrónico en los procesos electorales del año 2016.

“Nuestro objetivo en la Cámara de Representantes es hacer de este ejercicio fundamental para la democracia puertorriqueña un proceso más abierto y más transparente y que sea cónsono a la situación económica de nuestro país”, indicó Varela en comunicado de prensa.

Varela explicó que “por razones que desconozco, la versión que aprobó el Senado, sólo permite la participación en la subasta de tres compañías certificadas en los Estados Unidos y limita la participación de otras compañías que tienen experiencia en Estados Unidos e internacionalmente en eventos electorales”.

“Durante las pasadas semanas miembros del PNP han intentado justificar por qué es fundamental que las empresas que liciten estén calificadas a través de certificaciones norteamericanas, que en realidad están obsoletas”, añadió.

Según Varela, al requerir una certificación federal del Election Assistance Commission (EAC), en cumplimiento con los requisitos del Voluntary Voting System Guidelines de 2005 (2005 VVSG) o los Voting System Standards de 2002 (2002 VSS) se convierte el proceso en uno excluyente.

Llamó la atención al hecho de que “solo trece estados requieren certificación federal para realizar sus procesos electorales. El resto de los estados, al igual que Puerto Rico, no tienen este requerimiento, ni leyes que así lo exijan”.

El representante insistió en que las enmiendas introducidas por la Cámara no eliminan el requisito de certificación del texto de la ley, “sino que abren el proceso para que sea justo, de modo que en la subasta pública de la CEE puedan participar más compañías de probada experiencia y que puedan ofrecer servicios de calidad a menor costo al pueblo de Puerto Rico en un momento cuando la situación económica es crítica”.

“Las enmiendas de la Cámara no adjudican nada y con las circunstancias económicas que vive Puerto Rico no se entiende la obstinación de algunos de cerrar un proceso que debe ser abierto y transparente, en el cual podamos aquilatar a los mejores postores en todas sus dimensiones, que tengan la posibilidad de participar y Puerto Rico salga beneficiado”, culminó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.