“Caros” los gustos del Alcalde de Aguadilla al escoger su vehículo oficial

08-20-14 orden guagua Cadillac de CMMAGUADILLA – El alcalde de esta municipalidad, Carlos Méndez Martínez, demostró tener “gustos caros” al momento de escoger su vehículo oficial, según una orden de compra del Gobierno Municipal de la que surge que se adquirió con fondos públicos y sin el pago de arbitrios, para el uso del ejecutivo municipal, una guagua Cadillac Escalade, modelo del 2015, valorada en $78,871.

Los datos fueron dado a conocer en el diario digital LA CALLE, que publicó copia del documento.

El documento titulado “Orden de Compra o Servicio”, con el número PO2014006378, indica que se desembolsó la cantidad antes mencionada para adquirir el lujoso vehículo en la empresa Cabrera Auto Group, con sede en Arecibo.

La orden de compra tiene fecha del 6 de junio de este año y con la instrucción de que la guagua “de paquete” tenía que ser entregada en la Oficina del Vice Alcalde, en la avenida San Carlos, número 11, en Aguadilla.

De los detalles de la orden trasciende que las especificaciones de la “Escalade”, es un modelo del 2015, “full size”, 4 por 2 y color negra.

La nueva guagua del alcalde Méndez Martínez fue pagada en su totalidad el 12 de junio de 2014, seis días después de preparada la orden de compra.

El alcalde aguadillano, que está en su quinto término la administración municipal, parece que tiene preferencia por las guaguas Cadillac “Escalade”, en vista que la guagua modelo 2015 sustituye otra del 2011, y que según se alega está todavía con la garantía del fabricante.

Versiones que han surgido desde dentro del Municipio de Aguadilla indican que la guagua Cadillac del 2011, fue transferida a otra dependencia municipal, que “casualmente” dirige una persona allegada al alcalde Méndez Martínez.

A pesar de que el alcalde aguadillano ha sostenido consistentemente que se acogió al retiro y que “vive de su pensión”, no es menos cierto que antes de tomar tal acción, en enero del 2008, consiguió que la Legislatura Municipal, con el voto en contra de los legisladores municipales de minoría, le aumentaran su sueldo de $96,000 a $127,000, convirtiéndolo en ese momento en el alcalde “mejor pagado” de la Isla.

Sin embargo, aunque el alcalde de Aguadilla “vive de su pensión”, los contribuyentes aguadillanos tienen que pagarle su lujoso vehículo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.