Bomberos Forestales de Puerto Rico motivados defienden comunidad amenazada por fuego forestal

08-16-14 BomberosSAN JUAN  – Tras diez días de intensa labor con jornadas de trabajo de 16 horas diarias los bomberos forestales de Puerto Rico que se encuentran combatiendo incendios en el norte de California siguen muy motivados, y cada vez más aumenta la confianza y responsabilidad que le otorgan las autoridades federales para luchar contra el fuego.

“La más reciente misión encomendada fue la protección de la comunidad de Sawyers Bar, un histórico distrito minero que en el pasado era una de las más importantes área de explotación de oro en Estados Unidos. Nuestra misión ha consistido en proteger varias estructuras de la comunidad de la amenaza del fuego forestal que incluye la iglesia de la localidad, varios tanques de reserva de agua y la estación de bomberos”, dijo el sargento Luis Sáez, portavoz de los bomberos forestales destacado en California en un comunicado de prensa.

Al momento, el fuego denominado White Fire que forma parte del July Complex Fire desatado en el condado de Etna al norte de California, ha afectado 26,817 acres y se encuentra confinado en un 12 por ciento de su extensión. Para el combate de este incendio se ha destacado unos 1,214 bomberos forestales entre los que se encuentra nuestra brigada forestal quienes han podido trabajar en equipo con otras unidades de Estados Unidos y se han estado destacando por su excelente trabajo siendo reconocidos de forma particular diariamente por las autoridades del Servicio Forestal de Estados Unidos.

Entre algunas de las labores que han estado realizando las unidades o brigadas activadas se encuentra la remoción de material combustible de las zonas para evitar que se incendie o le sirva de alimento al fuego, con los helicópteros se ha lanzado material retardante, y estructurando defensa para el distrito minero histórico de Rainbow Mine, Idlewild, Robinson Flat, Whites Gulch, Taylor Lake, Eddy Gulch, Mule Bridge and Sawyers Bar.

“Nos hemos ganado la confianza y el respeto de los encargados de esta misión en el norte de California, al punto que varias divisiones de bomberos forestales que se encuentran activados en esta zona solicitan que nuestra brigada trabaje en sus áreas, por lo que es un orgullo que reconozcan nuestra labor como una de excelencia”, precisó el bombero Roberto Martínez, jefe de la brigada de Puerto Rico.

Esto a pesar del agotamiento físico que conlleva laborar por 16 horas diarias en condiciones topográficas difíciles y peligrosas, unido al estrés que pueden sentir al no tener cerca a sus familiares, sin embargo la motivación de nuestra representación forestal es alta y a la vez contagiosa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.