Bajo lupa cameral acuerdo de la AEE

aee-logo-832-584x250-300x128132EL CAPITOLIO  – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Llerandi Cruz, anunció el lunes la radicación de una resolución dirigida a investigar todos los detalles relacionados al acuerdo entre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y sus acreedores, el cual incluye la contratación de una empresa privada para que administre la deuda de la corporación pública. “Lo que sucedió esta pasada semana fue básicamente la admisión que la autoridad está en una quiebra. Pero en vez de usar la mal llamada quiebra criolla, los directivos de la corporación pública prefirieron aceptar la colocación de un síndico privado. Nuestra intención es investigar todo lo relacionado a ese acuerdo de posposición y restructuración de la deuda y las consecuencias que el mismo tendrá en la factura de electricidad que pagamos todos los puertorriqueños”, manifestó en un comunicado el representante por Arecibo y Hatillo.

Según el legislador, entre los aspectos que busca aclararse durante la investigación cameral se encuentran los detalles de la contratación de la firma FTI Consulting, que según el acuerdo debe examinar, evaluar y hacer recomendaciones con respecto a las prácticas de facturación de la AEE, las cuentas por cobrar adeudadas a la corporación pública, así como desarrollar una estructura que implante a los municipios contribuciones en lugar de impuestos.

“No sabemos cuánto le costará al pueblo de Puerto Rico la contratación de esta firma de consultores y por cuento tiempo será la misma. Peor aún, nadie conoce si se colocaron controles para evitar un aumento en la tarifa residencial que hoy pagamos. Hay que recordar que el nuevo sindico le responde a los acreedores, no al pueblo”, dijo.

Indicó que la AEE tenía que pagar el jueves pasado alrededor de 671 millones de dólares a sus acreedores. La corporación pública, que cuenta con 8,600 millones de dólares en deuda, ya había aplazado los pagos el mes pasado.

Llerandi Cruz también mostró reservas en una parte del acuerdo que autoriza al síndico a trasferir fondos del programa de mejoras capital de la autoridad para sufragar la deuda corriente y el establecimiento de fechas fijas para la emisión de pagos sin distinción de situación.

Además, detalló que el acuerdo, que contiene enmiendas al contrato de fideicomiso suscrito en el 1974, incluye una cláusula que aplaza pagos en préstamos al Banco Gubernamental de Fomento, que también está teniendo sus propios problemas financieros.

“Este es otro aspecto que nos preocupa. El Banco no tiene capacidad para aguantar que no se le realice pagos a sus deudas. Estamos conscientes que el nuevo acuerdo es básicamente una sentencia de muerte al Banco. Esto tampoco nadie lo ha investigado”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.