Alicea Flores admite le puso candados a portones en la AEE en protesta de UTIER

Juan-F.-Alicea-Flores-300x238SAN JUAN  – El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Juan Alicea Flores admitió el jueves que fue la administración de esa corporación pública la que ordenó que se cerraran los candados de los portones de la instalación mientras miembros de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) realizaban una manifestación en relación a la seguridad de los celadores de línea.

“Independientemente de quienes las tuvieran (las llaves de los candados), hubo una acción en la que ellos prohibieron la salida de estos compañeros… Ellos bloquearon y después de conversar de muchas formas se cerraron los portones para evitar que ellos interrumpieran los servicios”, dijo Alicea Flores en entrevista radial (Radio Isla).

“Nosotros hicimos lo que había que hacer para proteger la propiedad y la visita y la seguridad de los empleados aquí”, añadió.

Sin embargo, el funcionario insistió en varias instancias en la entrevista en decir que la gerencia de la corporación pública no cerró los portones, con lo que implicó entonces a los unionados. “Por supuesto que no (cerramos los portones). Eso lo vio mucha gente. Lo vieron los mediadores. Lo vimos los trabajadores. Lo vio todo el mundo. Esto fue una acción de desorden de parte de ciertos trabajadores de la UTIER en el cual se le privó de la libertad a 1,500 compañeros aproximadamente, entre los que había madres de niños y personas con condiciones médicas. Es una conducta desordenada que no podemos permitir ni tolerar aquí”, sostuvo.

Cerca de la medianoche del miércoles fueron abiertos los portones de la sede de la AEE en Santurce, con lo que cientos de empleados pudieron salir del edificio. La reapertura del portón que da acceso a la Avenida Fernández Juncos se produjo tras una orden emitida por el Tribunal de San Juan ante un interdicto presentado por el personal legal de la corporación.

“El Tribunal nos dio un injunction que fue lo que nos permitió (abrir los portones). Aun así hubo que volver a conversar y seguir insistiendo. Hubo agresión a dos compañeros gerenciales y eso no se puede permitir”, dijo Alicea Flores.

En horas de la tarde del miércoles los portones fueron cerrados mientras celadores afiliados a la UTIER se manifestaban exigiendo seguridad en sus labores y relacionado con la composición de las brigadas. Algunos unionados, incluyendo el presidente del gremio, Ángel Figueroa Jaramillo, lograron entrar al edificio y subir hasta el piso ocho para reunirse con el director de la AEE. La situación requirió la presencia de agentes de la Uniformada en el lugar. Además trascendió que al lugar llegó una mediadora del Departamento del Trabajo y también el jefe de los fiscales, José Capó.

Por su parte, John Cestare, vicepresidente de la UTIER aseguró que fue la AEE la que provocó que cientos de empleados permanecieran encerrados en la sede de la corporación pública. “La Autoridad tomó la medida de clausurar todas las salidas de la empresa y eso creó una situación que realmente puso hasta en vilo a la Policía de Puerto Rico”, dijo Cestare en entrevista radial (NotiUno).

“Pasadas las 4:00 de la tarde, cuando ya los trabajadores del edificio central salen, la Autoridad apagó ascensores y apagaron los sistemas de seguridad para que los empleados que salían no pudieran regresar hacia el edificio utilizando su tarjeta magnética. Quien realmente tomó la decisión de cerrar todo fue la Autoridad de Energía Eléctrica”, agregó al asegurar la gerencia era la que tenía las llaves para abrir los portones.

Cestare dijo que el jueves los trabajadores regresan a sus áreas de trabajo luego que se lograra un acuerdo. A las 8:00 de la mañana habrá una reunión de un comité en el Departamento del Trabajo en la que el director ejecutivo de la AEE junto al secretario del Trabajo, Vance Thomas discutirán los reclamos de los unionados.

Recientemente, los celadores de la UTIER habían declarado un paro de labores por el asunto de la seguridad. En los últimos años han muerto al menos cinco unionados, siendo los más recientes, los dos que fallecieron tras una explosión en la Central de San Juan.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.