Alegan patrón de hostilidad de director de escuela superior vocacional de Guayama

Departamento de Educación (DE) (Logo) (Beta)

Haga un click en la foto/logo para ver más

GUAYAMA  – Un grupo de padres y maestros de la Escuela María Socorro Lacot, Superior Vocacional de Guayama, siguen denunciando la supuesta actitud de hostilidad de parte del director escolar, Rafael Rivera, hacia padres, maestros y alumnos de la escuela y muy en particular contra la población de Educación Especial.

“Durante un tiempo, la escuela pareció mejorar estando a cargo de otra directora escolar. Sin embargo, el regreso del antiguo director ha implicado que los problemas de acoso y hostigamiento, de malos tratos hacia maestros, padres y alumnos, hayan continuado al punto de que el grupo ha decidido realizar una manifestación a partir de mañana lunes 4 de agosto desde temprano en la mañana”, indicaron en un comunicado de prensa en el que además, denunciaron que por años han tenido la necesidad de mejor equipo, materiales e infraestructura eléctrica.

Señalaron que uno de los elementos que más preocupación levanta es que se empuja a los diversos sectores hacia un clima de confrontación y hostilidad que afecta el clima necesario para el desarrollo de los trabajos en el plantel.

“Tanto padres como maestros han radicado querellas, se han comunicado con las oficinas centrales del Departamento de Educación y hasta con el actual secretario de Educación, Rafael Román. Sin embargo el secretario no ha atendido las quejas, por lo que el curso escolar comienza con los mismos problemas ya señalados”, dijeron.

El grupo insiste en que le corresponde al secretario de Educación garantizar el clima de tranquilidad necesario para que se pueda llevar a cabo el proceso educativo, ya que la directora regional parece proteger al actual director. Solicitan además que se investiguen con carácter de urgencia las acciones del director de la escuela, Rafael Rivera, para prevenir y evitar que el clima de trabajo continúe deteriorándose y que se tomen las medidas disciplinarias pertinentes hacia el funcionario.

“A nuestro entender, el secretario Rafael Román debe presentarse a la escuela y dialogar con las personas afectadas, atender debidamente sus reclamos y tomar las medidas necesarias para que la situación se resuelva en beneficio de los alumnos, padres y del personal de la escuela, así como del proceso educativo. Maestros, padres y estudiantes solo piden que se les permita trabajar con tranquilidad”, expresaron.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.