Alcaldesa de San Juan recibe más de mil estudiantes en Pasaporte Escolar

08-10-14 pasaporte escolar 1SAN JUAN – La alcaldesa del Municipio de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, recibió a más de mil niños y niñas que acudieron a participar de “Pasaporte Escolar” la primera feria municipal para el regreso a la escuela que se celebro en el Coliseo Roberto Clemente.

“Una buena educación es esencial si queremos tener un San Juan y un Puerto Rico próspero, justo y equitativo. Uno de los elementos básicos de esa educación de primera es tener los materiales básicos para ese primer día de clases. Ese era el propósito de esta actividad, que los niños y niñas de San Juan, que el lunes comienzan un nuevo curso escolar, pudieran a adquirir materiales escolares mientras participaban de actividades educativas y recreativas”, destacó la primera ejecutiva en un comunicado de prensa.

Cruz agradeció a los empleados municipales y a nuestros auspiciadores que hicieron posible que estos pequeños sanjuaneros hayan participado de estas actividades y hayan aprendido mientras se divertían. Los niños y niñas pudieron hacer un libro pasando por todas las etapas en “Paseo de las letras”.

Asimismo, pintaron estampas de lugares históricos del Viejo San Juan. También se llevaron a cabo clínicas de esgrima, lucha, tenis de mesa y otros deportes. Hubo exámenes de visión y orientación sobre la importancia de la salud visual por el Colegio de Optómetras que como parte de su compromiso social estuvo representado por un grupo de doctores de la región de San Juan para dar apoyo en el evento. La doctora María Sureda Plaza hizo pruebas de audición.

La alcaldesa de San Juan se mostró agradecida de Farmacias Walgreens, Pan Pepín, Suiza Dairy, Instituto de Banca, MBTI, Comisión de Seguridad en el Tránsito, Burger King y la Autoridad de Energía Eléctrica. La Policía Estatal presentó un simulador de accidentes para orientar sobre el uso del cinturón. Bianca Negrón, sicóloga clínica, ofreció una conferencia sobre “bullying”.

“En esta actividad procuramos fomentar el respeto al trabajo ya que a los niños y niñas no se les obsequiaban los materiales tenían que ganárselos. Los asistentes tenían que participar de siete actividades que debían registrarse con un sellito en su ‘pasaporte’. Al tener los siete sellitos los niños y niñas podían redimir su pasaporte por un bulto que contenía libretas y lápices”, concluyó la alcaldesa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.