Agente admite no haberse identificado delante de Sánchez Betances

Haga un click en la foto/logo para ver más

Haga un click en la foto/logo para ver más

SAN JUAN- El sargento Luis W. Rodríguez Hernández, admitió haberse negado a ofrecer su nombre y número de placa al entonces secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances cuando éste se lo requirió durante la intervención con su amigo, el abogado Jaime Sifre Rodríguez en diciembre de 2013.

“No. No se la di (la información). Le dije que fuera al cuartel para dársela (la información sobre nombre y número de placa)”, señaló Rodríguez Hernández durante el interrogatorio que le hiciera Harold Vicente, representante legal del exsecretario.

Las declaraciones se dieron en la segunda vista en la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) contra el exsecretario por la supuesta intervención indebida el día que arrestaron a su amigo, Jaime Sifre Rodríguez, por conducir bajo los efectos del alcohol el 6 de diciembre de 2013.

Visiblemente incómodo, el sargento Rodríguez Hernández contestó la línea de preguntas de Vicente que tendía a demostrar que éste había incumplido con la ley y el reglamento de la Policía al rehusar identificarse delante de Sánchez Betances.

“Yo no estoy interviniendo con usted. Vaya al cuartel”, señaló Rodríguez Hernández como que le había dicho a Sánchez Betances allá para diciembre de 2013 durante la intervención con Sifre Rodríguez.

El sargento, que en todo momento rechazó el haber incumplido con el reglamento policial, aseguró que desconocía quien le estaba pidiendo la información. No es sino hasta que llegan al cuartel de la División de Tránsito de San Juan, que el oficial se entera que es el secretario de Justicia quien le está requiriendo su nombre y número de placa.

“¿Quién es ese viejito?, admitió Rodríguez Hernández haberle preguntado a Sifre Rodríguez, quien le contestó: “el secretario de Justicia”.

“Pues me jo…”, fue la expresión inmediata del sargento al enterarse de quien era su interlocutor.

A preguntas del abogado de Sánchez Betances, el sargento debió admitir que no incluyó en su informe el suceso ocurrido con el exfuncionario y reiteró entender que no había incumplido con ningún reglamento.

El interrogatorio del sargento Rodríguez Hernández continuará en la tarde del martes.

En horas de la mañana exsuperintendente de la Policía, Héctor Pesquera testificó en la vista en reiteradas ocasiones, que a su juicio, una persona que requiere a un agente de la Policía en cualquier momento que se identifique, no está cometiendo falta o violación de ley alguna al requerir dicha identificación.

La declaración de Pesquera surgió a preguntas del abogado que representa a Sánchez Betances, en torno a la petición que su representado le hiciera al oficial que intervino con su amigo, Jaime Sifre Rodríguez, cuando fue arrestado.

Pesquera tampoco consideró que se pretendiera obtener trato preferencial cuando el exsecretario de Justicia cuestionó al agente, sobre si tenía que llamar al superintendente para que éste le diera su nombre y número de placa. No obstante, la línea de preguntas de Vicente fue objetada por la fiscal Miriam Matos, alegando que la pregunta implicaba una opinión personal del testigo y no una opinión pericial. Vicente re fraseó entonces la pregunta para cuestionar si una persona cualquiera hubiera tenido que llamar al superintendente de la Policía para obtener el nombre y número de placa de un agente en una intervención y si ello representaba o no, intención de obtener trato preferencial.

Durante uno de los recesos en la vista, Sánchez Betances adelantó estar “loco por testificar”. “Yo estoy loco por testificar. Yo estoy loco porque se sepa la verdad como yo la vi”, señaló Sánchez Betances.

Sifre Rodríguez se declaró culpable de un cargo menos grave de conducir bajo los efectos del alcohol y fue l juicio ante el juez de San Juan, Enrique Arias.

Devastador interrogatorio contra sargento de la Policía

SAN JUAN  – El sargento de la Policía Luis W. Rodríguez Hernández fue masacrado por el abogado Harold Vicente, representante legal del exsecretario de Justicia Luis Sánchez Betánces, en su interrogatorio en su segundo día de vistas por la querella por faltas a la ética del exfuncionario.

El sargento con 18 años de experiencia en la Policía debió admitir, a preguntas de Vicente, un abultado historial de querellas en su contra por varias faltas graves e incumplimiento del reglamento de la Uniformada. El propio Rodríguez Hernández admitió ser objeto de no menos de 10 querellas en su contra de parte de ciudadanos que se sintieron abusados tras este intervenir con ellos.

“Son diez querellas; cinco ya están resueltas y hay cinco que todavía están pendiente”, dijo Rodríguez Hernández a preguntas de Vicente.

Devastador interrogatorio contra sargento de la Policía

De entre las querellas presentadas en contra del sargento Rodríguez Hernández entre 1998 y el 2013 figuran el mal uso o pérdida del arma de fuego, agresiones injustificadas, negligencia y arrestos ilegales entre otras.

Entre las querellas discutidas en el interrogatorio del abogado de Sánchez Betánces se incluyó una por conducta inmoral tras la intervención con un ciudadano por una infracción de tránsito. En dicha intervención Rodríguez Hernández ordena al ciudadano estacionar e automóvil que conducía de manera apropiada porque inicialmente no lo había hecho así. No obstante cuando el intervenido se monta en el vehículo, el sargento procede a multarlo por no usar el cinturón de seguridad. Mientras expedía el boleto, el sargento tiró al suelo los documentos del conductor en vez de entregárselos a la mano.

De acuerdo al reglamento de la Policía, esa acción es constitutiva de una falta grave.

Rodríguez Hernández figura como el testigo principal en el caso de la querella por influencias indebidas contra el exsecretario de Justicia Sánchez Betánces, a quien se le imputa intervenir con la Policía para favorecer a su amigo Jaime Sifre tras una infracción de tránsito.

Visiblemente incómodo, el sargento Rodríguez Hernández contestó la línea de preguntas de Vicente que tendía a demostrar que éste había incumplido con la ley y el reglamento de la Policía al rehusar identificarse delante de Sánchez Betances.

“Yo no estoy interviniendo con usted. Vaya al cuartel”, señaló Rodríguez Hernández como que le había dicho a Sánchez Betances allá para diciembre de 2013 durante la intervención con Sifre Rodríguez.

El sargento, que en todo momento rechazó el haber incumplido con el reglamento policial, aseguró que desconocía quien le estaba pidiendo la información. No es sino hasta que llegan al cuartel de la División de Tránsito de San Juan, que el oficial se entera que es el secretario de Justicia quien le está requiriendo su nombre y número de placa.

“¿Quién es ese viejito?, admitió Rodríguez Hernández haberle preguntado a Sifre Rodríguez, quien le contestó: “el secretario de Justicia”.

“Pues me jodí”, fue la expresión inmediata del sargento al enterarse de quien era su interlocutor.

El testimonio y carácter de Rodríguez Hernández quedó significativamente afectado tras el interrogatorio de Vicente quien incluso trajo a la atención de la jueza evaluadora el hecho de que Rodríguez Hernández archivó un caso de embriaguez que pesaba en contra del representante novoprogresista June Rivera (diciembre de 2011) y que apenas dos meses después fue ascendido a rango de sargento.

Rodríguez Hernández terminó su testimonio y salió de la sala sin ofrecer declaraciones a la prensa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.