Vega Borges denuncia como acto criminal el disponer de neumáticos en calles y cauces de ríos

anibal_vega_borgesTOA BAJA  – En un operativo ambiental dirigido por el alcalde Aníbal Vega Borges, el Municipio de Toa Baja dispuso el sábado de cerca de 600 neumáticos que habían sido arrojados al cauce y la ribera de un tributario del Río Bayamón, en la carretera 872 del sector Camasey de la ciudad.

“Mi llamado es a evitar esta irresponsabilidad y que el ciudadano denuncie estos hechos criminales si son de su conocimiento. Son más las consecuencias nefastas que trae la disposición por la libre de estos neumáticos, que llamar a las agencias concernidas para trabajar el asunto”, aseveró Vega Borges en un comunicado de prensa.

Vega Borges describió la irresponsabilidad ciudadana que produjo este hecho, como un “acto criminal” contra el ambiente y las familias de la comunidad aledaña, ante los casos reportados del mosquito del dengue y del avance de la nueva enfermedad del Chikungunya.

La Artritis epidémica Chikungunya, es una forma relativamente rara de fiebre viral, causada por un Alfavirus, que tiene por vector de transmisión las picaduras del mosquito Aedes aegypti. Este fue la causa de la plaga en el Océano Índico.

Trabajadores de brigadas de Reciclaje, Ornato y disposición de neumáticos participaron de la campaña de limpieza, como parte del plan municipal de control del dengue y prevención de inundaciones.

Vega Borges fue enfático al señalar que el arrojar neumáticos en las vías públicas y cauces de ríos, propicia mayores criaderos de moquitos Aedes aegypti, cuyo efecto de transmisión de dengue puede costar la vida a una persona o infante, trayendo tragedia y luto a la familia.

Peor aún, siguió diciendo el alcalde, si los neumáticos son arrastrados por la corriente del río en este temporada de huracanes, pueden bloquear el libre flujo bajo puentes aledaños, causando inundaciones urbanas y que una comunidad pueda quedar aislada.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.