Sindicatos de corporaciones públicas no logran acuerdo con el Gobierno

PR-SanJuan-LaFortaleza-thumb-300x225LA FORTALEZA  – El liderato sindical de las corporaciones públicas del gobierno de Puerto Rico denunció el lunes que las verdaderas intenciones de la administración del gobernador Alejandro García Padilla quedaron claramente evidenciadas cuando se negó a aceptar una enmienda que restablecería los beneficios suspendidos o eliminados por la propuesta Ley Sustentabilidad Fiscal.

“Si la intención es atender la emergencia fiscal del momento, pues que la ley tenga una enmienda que incluya que, una vez pase la crisis fiscal, se retrotraen los derechos que se hayan renegociado en un momento para atender la crisis fiscal. Ahí el país puede ver la intención nuestra de aportación a esta crisis fiscal… Se negaron a que esa clausula se incorporara”, señaló Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER y portavoz del grupo de sindicalistas.

Para los sindicalistas, la negativa del estado a incluir dicha clausula pone en evidencia que su intención real no es atender una crisis fiscal, sino quitarle derechos a los trabajadores.

“Ahí queda evidenciado al país que la intención real no era atender la crisis fiscal que ellos alegan tener… es quitar los derechos de la clase trabajadora puertorriqueña… lo que quieren es utilizar la crisis fiscal para empobrecer a la clase trabajadora puertorriqueña”, añadió Figueroa Jaramillo.

El grupo de sindicalistas denunció además que en la reunión con la Secretaria de la Gobernación, Ingrid Vilá, y los directivos de las distintas corporaciones públicas, tampoco se les proveyó información en torno a las economías que se generarían a raíz de la suspensión y eliminación de beneficios económicos ya negociados, y, particularmente, las economías que se generarían a raíz de la eliminación de las restricciones para la contratación externa.

De acuerdo con los el presidente de la UTIER, al eliminarse las clausulas que limitan y condicionan la subcontratación en las corporaciones públicas se estarían concediendo contratos “a diestra y siniestra” a los llamados amigos de la administración, como una estrategia para el financiamiento de las campañas políticas.

Figueroa Jaramillo señaló que tampoco presentaron información relacionada con los ahorros que se generarían con la eliminación de las restricciones en el traslado de personal. Estas clausulas fueron incluidas en el proyecto de ley como enmiendas hechas durante su consideración en la Cámara de Representantes.

Por su parte, la secretaria de la Gobernación aseguró que la inclusión de una clausula en la que se garantizando el restablecimiento de los beneficios suspendidos o eliminados bajo la propuesta Ley de Sustentabilidad Fiscal “es innecesario” porque en la propia ley establece el “carácter de temporalidad” de la misma.

“Le indicamos [a los líderes sindicales] que no es necesaria dicha enmienda debido a que esa disposición de temporalidad de los ajustes que contempla la Ley de Sostenibilidad [sic] ya esta contenida en el proyecto de ley que se presenta”, explicó Vilá.

Cuestionada sobre la posibilidad de evitar una situación de crisis social con tan solo modificar el del proyecto de ley, Vilá se reiteró en que la enmienda es innecesaria porque el proyecto ya dispone que la vigencia de la ley será de tres años.

“La negociación se tiene que dar a nivel de cada corporación pública debido a las particularidades de cada corporación y el efecto que tiene la Ley de Sostenibilidad”, dijo Vilá.

Tras abandonar la reunión, el liderato sindical señaló que solo quedan tres sindicatos en tres corporaciones por aprobar una voto de huelga –UTIER en Energía Eléctrica, UIA en Acueductos y Pro-Sol en la Autoridad de Carreteras. El martes se espera que la UTIER y la UIA aprueben sendos votos de huelga para unirse a las más de 30 uniones y sindicatos de las corporaciones públicas que ya han aprobado la huelga.

1 comentario

  1. Enrique dice:

    El movimiento independentista participa activamente en las diversas manifestaciones de descontento y protestas sociales que a diario se dan en Puerto Rico. Hemos dicho presente en la huelga universitaria y en la lucha por una educación gratuita y de calidad, en defensa de los derechos de los trabajadores, en las luchas ambientales, […]

     

    contra el gasoducto, el incinerador de Arecibo, Playas Pa’l Pueblo, en defensa de las comunidades que pretenden expropiar, contra la brutalidad policiaca y la represión, a favor de los derechos adquiridos de los trabajadores, de la igualdad de género, contra la marginación, en defensa de los derechos del magisterio, contra la política de privatización de servicios esenciales, por la libertad de Oscar López Rivera y muchísimas otras causas justas.

     

    Sin embargo, el independentismo paulatinamente se ha invisibilizado como sector político e ideológico. Como si los problemas del país no estuvieran directamente vinculados a la falta de poderes y a la explotación colonial capitalista a la que hemos sido sometidos desde el pasado siglo hasta el día de hoy. La propuesta independentista y sus puntos de vista sobre la situación del País han sido excluidos de la mayoría de los debates, de los paneles radiales donde ahora están compuestos por anexionistas y estadolibristas, la prensa comercial no publica las actividades y propuestas independentistas. Frente a ese “Black out”, tenemos que actuar. El pueblo de Puerto Rico tiene el derecho de escuchar nuestros planteamientos. Ese fenómeno de “marginación política” no es sólo responsabilidad de los medios de comunicación en manos de los grandes intereses económicos y que se benefician económicamente de la condición colonial que padecemos, sino que es responsabilidad nuestra también.

    Nuestra presencia en las calles es nuestra responsabilidad, que el pueblo nos vea, nos escuche, sienta que existimos y que tenemos cosas que aportar. De ahí el llamado, la convocatoria que ya está circulando, para que el independentismo unido celebre una Marcha por la Descolonización e Independencia el domingo 22 de junio, en la víspera de las vistas del Comité de Descolonización de la ONU sobre el caso colonial de Puerto Rico que se celebrarán el lunes 23 de junio en Nueva York. El junte que convoca esta marcha se llama Mesa de Diálogo Independentista y ha estado reuniéndose por meses para adelantar trabajos unitarios como la realización de una Jornada por la Descolonización, de la que esta marcha forma parte. Es el primer acto público de la Mesa.

    La marcha se ha convocado para las 10 de la mañana y partirá desde el puente Dos Hermanos hasta el Parque del Indio en el Condado. En el trayecto se estará distribuyendo información sobre el caso colonial de Puerto Rico, en español y en ingles, para beneficio de los turistas que nos visitan. Al final de la marcha, en el Parque del Indio, el querido Andy Montañez dará lectura a un manifiesto de consenso de las 10 organizaciones patrióticas que hoy integran la Mesa de Diálogo Independentista.

    Es importante que la movilización para esta marcha sea masiva. Nuestros amigos en la ONU deben recibir el mensaje correcto de que el movimiento independentista y el reclamo por la descolonización de Puerto Rico están en la calle vivitos y coleando; que hay un pueblo en pie de lucha que valora y agradece los esfuerzos del Comité de Descolonización de la ONU y la solidaridad internacional que cada día se expande a favor de nuestra causa.

    El domingo 22 de junio saca tu bandera y asiste a la Marcha por la Descolonización e Independencia de Puerto Rico. Allí también exigiremos la libertad de Oscar López Rivera. Que el mundo se entere que nuestra lucha sigue firme y militante. No puede haber un independentista que ese día se quede en su casa. No basta con expresar tu disgusto y repudio al colonialismo por las redes sociales o por Facebook. El 22 de junio, sal a la calle y afirma nuevamente tu apoyo a la unidad independentista y a intensificar nuestra presencia en las calles para romper con la política de invisibilizar la lucha por la independencia y la justicia social.

    Ante el colapso colonialista se impone la propuesta independentista. Vamos a dejarlo saber al pueblo de Puerto Rico y a la comunidad internacional.