Si mi niño sufre algún día una fractura, ¿Qué hago

MD0010880Dr. Humberto Guzmán, ortopeda pediátrico del Hospital Auxilio Mutuo y práctica privada.

Esta pregunta es muy frecuente en los padres, especialmente, cuando se avecina la temporada del campamento de verano donde se sabe que el niño estará expuesto a actividades físicas. Aunque una emergencia como esta puede suceder en cualquier lugar en el momento menos esperado. Los niños, por lo general, son muy activos, energéticos e inquietos. Les encantan las aventuras, los retos y es así como a veces surgen este tipo de accidentes. Es importante señalar que no todas las lesiones no resultan en fracturas. No obstante, de surgir, es importante mantener en perspectiva lo siguiente:

¿Cómo manejar un caso de fractura?

Para identificar la diferencia entre uno y otro, una fractura podría tener como resultado un tipo de deformidad en el área afectada, provoca una hinchazón severa, formación de un hematoma y dolor en el hueso. En la eventualidad que su niño sufra una fractura, papá y mamá deben mantener la calma en la medida posible y seguir los siguientes pasos:

  1. Inmovilizar la extremidad utilizando materiales que pueda tener disponible al momento, como lo son: pedazo de cartón, plástico o material similar, en fin, una pieza que permita mantener la extremidad firme, sin movimiento.
  2. Colocar el material alrededor del área lastimada junto con un pedazo de tela o ropa para amarrarlo y hacerle presión.
  3. Aplicar hielo al área para evitar la inflamación.
  4. Elevar la extremidad para también minimizar la posibilidad de una hinchazón durante las primeras 24 a 48 horas.

¿Puedo darle medicamentos al niño?

Si el niño no es alérgico a los analgésicos ni tienen contraindicación al uso de aspirina, puede brindarle una dosis apropiada de un anti-inflamatorio como Advil, Motrín, Aleve, entre otros. Sin embargo, es necesario recalcar la importancia de tener la certeza que el niño no sufrirá una reacción adversa al medicamento. Puede consultar con su médico o solicitar asistencia del personal farmacéutico

¿Debo ir al médico ortopeda o a la sala de emergencias?

No cabe duda que, en caso de una fractura, es menester buscar atención médica. La severidad de la situación dictará la necesidad o urgencia de visitar uno o el otro. Fracturas con obvia deformidad, fuerte dolor e inflamación, situaciones con heridas abiertas requieren atención inmediata en una institución hospitalaria para estabilización inmediata, aunque temporera pues el niño requiere la intervención de un ortopeda, y servicio de rayos x.

El manejo o tratamiento de la fractura dependerá de la localización, alineamiento y otras características de la lesión. Este detalle lo determina el ortopeda pediátrico, ya sea yeso, inmovilizador o cirugía. El tiempo de sanación es variable en cada individuo pues se acata a la magnitud de la lesión, el tipo de fractura y el cuidado que el paciente tenga al respecto. Esto puede tomar desde 3 semanas a varios meses, sin embargo, el promedio es entre 4 a 6 semanas.

El Dr. Humberto Guzmán se especializa en cirugía ortopédica en niños y adolescentes. Su práctica está orientada en todos los aspectos del sistema músculo-esqueletal pediátrico. Sus áreas de especialidad incluyen: escoliosis, cirugía de columna, trauma, fracturas, medicina deportiva y artroscopias, displasia de cadera, deformidades de las extremidades, discrepancia de largo de pierna, tumores y lesiones benignas de hueso y método Ponseti para pie corino. Además, brinda servicio a pacientes con perlesía cerebral, espina bífida, displasias esqueletales, distrofia muscular, condiciones congénitas y de desarrollo en sus Clínicas de Escoliosis a través de toda la Isla. Para más información, puede comunicarse al 787-624-4148, 787-771-7999 o escriba a ortopedapediatrico@gmail.com.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.