Rumbo a Fortaleza proyecto 545 de Perelló

puerto-rico2EL CAPITOLIO – El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás anunció que el Senado se propone el lunes el Proyecto de la Cámara 545 que crea la Ley de Apoyo al Pequeño y Mediano Comerciante con la que busca establecer un nuevo marco legal para el establecimiento de nuevas empresas.

“A la medida se le han hecho algunos cambios. La mayoría de esos cambios han sido en la Exposición de Motivos para incluir casos en jurisdicciones de Estados Unidos que validan la constitucionalidad de la medida misma. Esta legislación es muy parecida a otras en distintos estados de Estados Unidos”, señaló el presidente cameral en conferencia de prensa.

Perelló Borrás explicó que una vez convertida en ley, la medida requerirá la presentación de un estudio de impacto regional a las empresas que planifiquen el establecimiento de un comercio de 65 mil pies cuadrados o más, en su área de venta y almacén y cuyas ventas sean de mercancía mixta (que cobran y no cobran Impuesto de Ventas y Uso) en 15 mil pies cuadrados o más en la misma área.

Dicho estudio deberá incluir información detallada y específica sobre costos, ventas y operación de establecimientos existentes de la empresa proponente, incluyendo los ya establecidos en otros pueblos. Además, el estudio deberá incluir proyecciones de oferta y demanda para la mercancía que se propone comerciar y una proyección sobre la creación de empleos y la conservación de los ya existentes en la región.

“¿Cómo es posible que se vaya a establecer un negocio de miles de pies cuadrados y no sepamos cual es el impacto económico, social y ambiental que va a tener? Este proyecto trata de establecer un balance empresarial y una planificación ordenada del país”, declaró Perelló quien aseguró que legislación similar ha sido objeto de escrutinio jurídico en varias partes de Estados Unidos.

El presidente cameral negó que se trate de una medida “proteccionista”.

A la misma vez, el Proyecto de la Cámara 545 le permitirá al sector de pequeños y medianos empresarios obtener sus correspondientes permisos en un día laborable. Los llamados PyMes tendrán entonces hasta seis meses para completar el proceso de entrega de documentos requeridos para los permisos.

La medida propone además, un aumento en el porciento requerido de compra a los PyMes de 15 a 20 por ciento y establece una renta preferencial para los estos negocios en los locales en desuso que tiene el gobierno.

Esto aplicará para los nuevos comercios y empresas que se establecerán luego de firmada la ley.

El proyecto fue aprobado hace 11 meses en la Cámara de Representantes y que luego de varias sesiones de discusión con el Senado, está listo para ser aprobado por dicho cuerpo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.