Propulsan ‘adoptar un parque’ para lidiar con la falta de mantenimiento en facilidades recreativas

F3EL CAPITOLIO  – Ante la falta de recursos gubernamental que ha forzado el deterioro prematuro de miles de instalaciones recreativas alrededor de toda la Isla, el representante Urayoán Hernández Alvarado abogó el sábado por la aprobación de una medida que establecería el programa ‘Adopte un Parque’, para que así sea la comunidad, y no el gobierno, la cual se encargue de mantener en buenas condiciones dichas facilidades.

“Los municipios tiene la responsabilidad de mantener los parques y canchas en óptimas condiciones. Lamentablemente, la norma ha sido el que los municipios no cuentan con los recursos económicos necesarios para mantener las instalaciones deportivas y recreativas en condiciones, solicitándole ayuda al gobierno central para estos fines. Muchas de estas instalaciones están localizadas aledañas a edificios de empresas o compañías que son utilizadas por sus empleados y la comunidad cercana. Otras están deterioradas, abandonadas y vandalizadas afeando el área o la comunidad. Es tiempo de cambiar la dinámica y comenzar a restaurar estas facilidades”, señaló Hernández Alvarado mediante un comunicado de prensa.

Se trata del Proyecto de la Cámara 434, de la autoría del legislador estadista, y el cual establece, a través del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y de los municipios, un programa a denominarse como “Adopte un Parque”, concediéndole un crédito contributivo del gasto total incurrido por concepto de mejoras, mantenimiento y ornato de forma organizada y sistemática que realice una empresa o compañía a la instalación recreativa o deportiva que adquiera mediante adopción.

El novel programa impulsado por el representante de los municipios de Orocovis, Barranquitas, Villalba y Coamo es muy similar al exitoso proyecto conocido como ‘Adopte una Carretera’, iniciado en la década de los noventa.

La comunidad o empresa solicita al municipio ‘adoptar’ un área recreativa, asumiendo así la responsabilidad de mantenerla. El municipio suplirá los materiales (podadoras, equipo de limpieza, y otros) a la entidad que adopte la facilidad para que se puedan realizar estos trabajos.

Para motivar y promover el programa, se colocaran letreros en las áreas recreativas con el nombre de la persona o institución que adoptó la misma.

La medida propone que toda persona o entidad privada que pertenezca al programa, pueda, evidenciado los gastos incurridos, solicitar una certificación anual por parte del municipio para presentarla ante el Departamento de Hacienda de manera que se le pueda acreditar el incentivo al momento de someter las planillas por concepto del pago de contribuciones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.