Pierluisi advierte no tolerará deficiencias ni descuidos en servicios de salud a veteranos

pedro-pierluisi-470+265-300x16911SAN JUAN – El comisionado residente en Washington Pedro Pierluisi alzó nuevamente su voz en defensa de los derechos de los veteranos, haciendo claro que no tolerará deficiencias en los servicios médicos ni descuidos por parte del personal médico en el Hospital de Veteranos.

“Nuestros veteranos merecen el mejor cuidado médico posible, porque se lo han ganado con su servicio a la nación. Aunque el insumo que he recibido apunta a que –en términos generales- la calidad de cuido que se provee a los veteranos en Puerto Rico es alta, también he sido informado de que a menudo los veteranos en la isla confrontan largos tiempos de espera para citas médicas e igualmente enfrentan otros retos que deben ser atendidos con un sentido de urgencia”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

El funcionario indicó que recientemente, le escribió al secretario del Departamento, Eric Shinseki, justo antes de que renunciara, expresándole su preocupación sobre el número de profesionales expertos en salud mental en las facilidades del Departamento en Puerto Rico. Dijo que espera recibir respuesta de su sucesor, de manera que podamos determinar el nivel de recursos adicionales que se necesitan.

Estas expresiones surgen a raíz de la información contenida en una carta enviada por la Oficina del Asesor Legal Especial de Estados Unidos (“U.S. Office of Special Counsel”, OSC) al presidente Obama en relación a querellas de empleados del Departamento de Asuntos de los Veteranos (en adelante, “Departamento”).

Según el comisionado residente, en dicha carta, que incluye querellas por parte de empleados del Departamento en instalaciones a través de toda la nación, se hace referencia a denuncias de que personal médico del Hospital de Veteranos en San Juan descuida a residentes de tercera edad, al no ayudarles con sus necesidades básicas diarias, tales como bañarlos y darle sus comidas y bebidas.

Detalló que inicialmente, el Departamento negó que la conducta constituyera un peligro sustancial a la salud pública. Posteriormente, el Departamento corrigió su postura, después de que OSC cuestionó la misma.

Señaló que durante los últimos meses, hemos recibido en mi oficina cuantiosa información alegando deficiencias en el sistema en la isla, de parte de veteranos, sus familias, organizaciones de veteranos y empleados y ex empleados del Departamento en Puerto Rico. La información que OSC citó en su carta al presidente Obama es consistente con la que hemos recibido en nuestra oficina.

“Hemos trabajado arduamente para recopilar y organizar toda esa información que hemos recibido, la cual levantaremos y discutiremos próximamente con el director del Departamento de Asuntos de los Veteranos en Puerto Rico, DeWayne Hamlin, así como con Joleen Clark, directora de VISN 8, la oficina regional que cubre a Puerto Rico”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.