Perelló asegura le quitaron el cuchillo de la garganta a sindicatos con enmiendas a Ley fiscal

06-13-14 Camara SesionEL CAPITOLIO – El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló dijo el viernes que “le quitaron el cuchillo de la garganta a los sindicatos” con las enmiendas presentadas al proyecto que ahora se conocerá como de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno.

“Para lo que llego aquí versus lo que estamos aprobando es un gran paso”, dijo Perelló en un aparte con los periodistas.

La medida fue aprobada 26 votos a favor y 19 en contra. Dos representantes se abstuvieron de la votación.

Según Perelló, las enmiendas, que incluyen una al nombre de la ley (se llamaba Ley de Sustentabilidad Fiscal), establece que: la duración de la Ley será de tres años y que solo la Asamblea Legislativa podrá aprobar su extensión; se enmendó el lenguaje para que los unisonados puedan utilizar para su Retiro los días acumulados en exceso de vacaciones y enfermedad que con la Ley ya no se podrá liquidar el exceso; se extiende de 30 a 60 días el periodo de negociación con los patronos y de no haber acuerdo comienza un periodo de 15 días de mediación en el Departamento del Trabajo.

De igual forma, se estableció que tiene que darse un proceso de negociación con libros abiertos (full disclosure) con toda la información a los sindicatos.

Se especifica además que la reducción de 10 por ciento en los contratos aplica a ciertos renglones como publicidad y servicios legales.

Por su parte, la portavoz de la minoría Jenniffer González dijo en su turno que “aquí no pueden venir con dos discursos. Ustedes se jactaron en este Hemiciclo de la Ley 7 y son los primeros que no reconocen los errores que cometen”.

De otra parte, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) arremetió contra el presidente cameral y dijo que lo aprobado pretende llevar a cero la negociación colectiva.

El sindicalista menciono que ahora “serán más creativos” en su lucha contra la aprobación de la medida que ahora pasa al Senado.

En el momento en que los trabajadores que se encontraban en el interior de El Capitolio pretendían salir, se formó un altercado entre la seguridad y los trabajadores, porque según el expresidente de la UTIER, Ricardo Santos, “les cambiaron las reglas de juego y pretendían que salieran por la puerta del lado sur”, cuando al momento de entrar lo hicieron por el lado norte.

“¿Qué es lo que quiere este gobierno, sangre en la calle?”, gritó Santos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.