OPAPA hace llamado a la adopción de política pública sobre Alzheimer como uno de los principales problemas de salud en la isla

alzheimerBAYAMÓN – La directora ejecutiva de OPAPA María Soledad Pieras dijo el sábado, que la creciente incidencia del Alzheimer, que constituye la cuarta causa de muerte en la Isla, requiere urgentemente el desarrollo de una política pública que la reconozca como uno de los principales problemas de salud pública y que atienda las necesidades especiales de la población diagnosticada, fomentando alternativas terapéuticas y educativas para este segmento de la sociedad y sus familias.

“Un estudio realizado por el Departamento de Salud durante los años 2002 a 2013 reveló que la incidencia de Alzheimer superó las enfermedades cerebro vasculares, colocándola como la cuarta causa de muerte, después de las enfermedades del corazón, cáncer y diabetes. Con una población envejeciente es necesario adoptar política pública que reconozca que este segmento poblacional tiene necesidades especiales y que la condición progresiva impacta al núcleo familiar”, dijo Pieras en un comunicado de prensa.

La líder de OPAPA observó que es necesario que los ciudadanos entiendan que un diagnóstico de Alzheimer no es una sentencia de muerte y que la actitud del núcleo familiar es fundamental para que la persona diagnosticada pueda beneficiarse de las modalidades terapéuticas más recientes en el manejo de Alzheimer. “La conducta de los familiares puede fortalecer la autoestima de la persona diagnosticada y ayudar a preservar sus capacidades y bienestar. Actitudes que invalidan a la persona restándole importancia e impidiendo que lleve a cabo su vida en las condiciones más plenas posibles van a afectarle, por lo que los familiares deben educarse e informarse sobre esta enfermedad y cómo pueden apoyar mejor a sus ser querido”, expresó.

Sobre los resultados del estudio realizado en Puerto Rico, Pieras explicó que aunque hay una tendencia de mayor propensión de los hombres a morir de complicaciones del corazón o el cáncer y de las mujeres a padecer más las afecciones cerebro vasculares y el Alzheimer, esta enfermedad irreversible afecta a personas de ambos sexos y su tratamiento tiene un costo alto, impactando a la familia de la persona diagnosticada. En Estados Unidos los tratamientos de Alzheimer tienen un costo global de $214 mil millones, incluyendo costos de 150 mil millones en Medicare y Medicaid. Se ha comprobado que el 60% de los cuidadores de pacientes de Alzheimer desarrollan altos niveles de estrés. En 2013, los cuidadores invirtieron alrededor de $9.3 mil millones para aliviar sus males.

Según el estudio “Enfermedad, Hechos y Estadísticas 2014” publicado por la USAA, más de 5.2 millones de norteamericanos padecen de la enfermedad y casi 200 mil personas menores de 65 han desarrollado la enfermedad, siendo 3.2 millones de mujeres y 1.8 millones de hombres. El Alzheimer es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos. Tomando en cuenta que la generación de los “baby boomers” superará la barrera de los 65 años, se estima que para el 2050 la cantidad de pacientes se triplicaría y el impacto del Alzheimer en Estados Unidos subiría de 5 millones a casi 16 millones de personas.

“Las estadísticas nos dan una impresión del momento actual y permiten hacer proyecciones según las tendencias, para que tomemos acción. En Puerto Rico hemos desarrollado una alternativa de tratamiento no farmacológica que ha demostrado resultados alentadores en las personas y familias a las que le hemos dado servicios de Terapias Grupales de Estimulación Cognitiva y Terapia Recreativa en OPAPA. Hemos evidenciado que las personas que están siendo tratadas con un enfoque multidisciplinario que combina la atención de su médico, las medicinas recetadas, la buena alimentación, la interacción social y las experiencias que estimulan sus capacidades cognitivas entre otros factores, desarrollan una mejor calidad de vida, al igual que sus familias. Hacemos un llamado a las autoridades gubernamentales a que promuevan una política pública que tome en cuenta la realidad de los pacientes de Alzheimer, sus necesidades y las opciones efectivas para atender a esta población” expresó la Directora Ejecutiva de OPAPA.

Pieras hizo las expresiones hoy durante el Evento “Longest Day Walk” celebrarado por primera vez en la Isla en el Parque Lineal de Bayamón. La actividad fue organizada por Teresa Seda, hija de una paciente de Alzheimer, en apoyo a que se encuentren tratamientos y la cura de esta enfermedad. OPAPA se unió a esta iniciativa, como una de sus alianzas estratégicas con organizaciones que promueven expandir la información y el nivel de conciencia sobre el Alzheimer en Puerto Rico y para dar a conocer los servicios directos que ofrece esta Organización sin fines de lucro, que al presente ha aumentó a cuatro sus sesiones semanales de Terapias Grupales.

El Alzheimer es una enfermedad irreversible y progresiva que afecta el cerebro, destruye lentamente la memoria y las aptitudes del pensamiento y con el tiempo incluso afecta la capacidad para llevar a cabo las tareas más sencillas. Aunque el riesgo de desarrollar Alzheimer aumenta con la edad, la enfermedad no es parte del envejecimiento normal. El Alzheimer es la causa más común de demencia entre las personas de 65 años o más. La demencia es la pérdida de la memoria, la razón, el juicio y el lenguaje a tal grado que interfiere con la vida cotidiana y las actividades de una persona. Para información adicional, las personas interesadas pueden llamar al 787-696-1159, o en la página de OPAPA en Facebook, en https://www.facebook.com/opapapr

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.