Industriales apoyan medida para reestructurar deudas de corporaciones públicas

industriales-featSAN JUAN  – La presidenta de la Asociación de Industriales de Puerto Rico, Waleska Rivera apoyó el jueves la aprobación de la Ley para el Cumplimiento con las Deudas y Recuperación de Corporaciones Públicas por entender que es un esfuerzo real que obliga a las corporaciones públicas a lograr eficiencias y transparencia.

“Esta ley crea un mecanismo legal para que las corporaciones públicas puedan reestructurar sus deudas cuando han agotado todas las alternativas financieras. Sin embargo, no es una Ley de Quiebras per se, pero permite negociar con los acreedores de una forma ordenada facilitando que puedan maximizar los valores que reciban”, dijo Rivera en un comunicado de prensa.

La medida fue aprobada el miércoles en la noche por la Cámara de Representantes sin hacerle enmiendas a la versión aprobada por el Senado pocas horas antes. Luego referida a La Fortaleza para la firma del gobernador Alejandro García Padilla.

Rivera indicó que con la aprobación de esta ley se estaría ejecutando una medida extrema que representa un gran cambio en paradigma gubernamental; en el cual la ecuación de salud y sostenibilidad fiscal no se mantiene únicamente mediante el aumento en cobros o recaudos. Dijo que esto no quita que las corporaciones tienen que pagar sus deudas y asegurar que proveerán los servicios básicos a un costo más bajo.

“Nosotros como pueblo hemos dejado en manos de las corporaciones públicas los servicios básicos de energía y agua. El fracaso fiscal de estas corporaciones puede representar una situación de emergencia pública que ya no puede esconderse con refinanciamientos o aumentos de tarifas”, añadió.

La titular de los Industriales destacó que “no podemos arriesgarnos a interrupción alguna en los servicios básicos lo que impactaría el funcionamiento de la industria, el comercio, así como todo el pueblo, creando un desasosiego que afectaría la calidad de vida de todos los puertorriqueños. Esta situación, obligaría a los abonados a buscar fuentes alternas que podría reducir considerablemente la dependencia en el servicio causando una merma en la producción requerida y los ingresos de la corporación. Esto a su vez, afectará la capacidad de repago de la deuda. Esta medida es una forma proactiva y prudente de atender el problema fiscal de la agencia y los bonistas, salvaguardando el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.