Incompatible, retrógrado y conflictivo fusionar la oficina de la procuradora de las mujeres con el Departamento de la Familia según Wanda Vázquez

oficina-de-la-procuradora-de_323x216SAN JUAN – La procuradora de las Mujeres, licenciada Wanda Vázquez Garced, defendió el viernes, la autonomía delegada en la Ley 20 la cual crea la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, y su poder autónomo y fiscalizador a favor de los derechos de las mujeres.

“El fusionar la O.P.M. con cualquier otra dependencia estaría en contra de la esencia de la creación de este organismo. La integración de la O.P.M. con el Departamento de la Familia sería limitar los asuntos de las mujeres a los asuntos de la familia. La O.P.M. investiga, fiscaliza y refiere una amplia gama de situaciones referentes a las mujeres que en muchos casos están relacionadas a decisiones que sólo se miran desde una visión de familia y violentan la estabilidad de las mujeres. Para las mujeres en Puerto Rico este proyecto es discrimen porque elimina la lucha de un país por la equidad, marginada y olvida a las mujeres. La fusión y/o eliminación de nuestra oficina representará el rechazo, menosprecio y una gran indiferencia gubernamental ante los compromisos estatales e internacionales de adelanto y defensa de los derechos de las mujeres”, indicó Vázquez Garced en un comunicado de prensa.

El Proyecto de la Cámara 1902 para crear la “Ley del Programa de Protección y Defensa de los Derechos de la Mujer”, establecer el Programa de Protección y Defensoría pretende fusionar la OPM con el Departamento de la Familia. Este proyecto de administración ha sido rechazado ampliamente no sólo por la Procuradora de las Mujeres sino por sectores vinculados a la protección de las mujeres.

“No habrá manera de mirar con la frente en alto a las mujeres, a los organismos internacionales sin dejar de sentir la humillación de nuestra imagen como País ante otros países terciarios pero con más conciencia y perspectiva de género en sus políticas públicas”, dijo Vázquez Garced.

“El dar paso a esta medida es retroceder décadas en la lucha por los derechos de las mujeres y representa el rechazo, menosprecio y una gran indiferencia gubernamental en clara violación a los derechos humanos y reducir a un mínimo de importancia, los asuntos de las mujeres, exponiéndolas a un más al discrimen y la violencia”, recalcó la Procuradora de las Mujeres.

El Proyecto de la Cámara 1902 y el Proyecto del Senado 1072, proponen la integración de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) al Departamento de la Familia, como parte de un paquete de medidas de reducción económica y fiscal.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.