“Imperfecto”, pero cuadrado el presupuesto para el próximo año fiscal

El CapitolioEL CAPITOLIO – En una sesión marcada por la recurrente referencia a obras literarias y el uso de metáforas poéticas, el Senado aprobó el martes, en votación partidista, el presupuesto para el año fiscal 2014-2015, el cual asciende a 9,565 millones de dólares y que es el primer presupuesto balanceado en los últimos 16 años, sin recurrir al uso de préstamos, según la delegación de mayoría.

“El presupuesto que hemos presentado aquí, no hay forma alguna de que alguien pueda decir que es un presupuesto perfecto. Pero es que tampoco es una economía perfecta, y ciertamente el legado que nos han dejado es una deuda imperfecta y enorme… Hoy es un día de liberación fiscal. Hoy es un día en que estamos independizando a Puerto Rico de la deuda terrible, de la maldita deuda que nos tiene pagando a todos los puertorriqueños”, dijo el presidente del Senado Eduardo Bhatia.

De acuerdo con el senador José Nadal Power, presidente de la Comisión de Hacienda, el presupuesto propuesto dispone asignaciones al servicio a la deuda ascendentes a 775 millones de dólares, incluidos los pagos al principal e intereses.

Sin embargo, para la senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP), Migdalia Padilla, el presupuesto propuesto adolece de todos los problemas que la mayoría senatorial reclama como logros de gerencia pública –no préstamos, no nuevos impuestos, no despidos y no afectación de servicios.

“El que nos presentan es un presupuesto con un refinanciamiento de deuda de $269.8 millones, más 75 millones de dólares en deudas con el Banco Gubernamental de Fomento que no se pagaran… con una brecha entre ingresos y gastos de más de 100 millones de dólares, y con un sobre estimado de recaudos de más de 500 millones de dólares”, señaló Padilla.

La senadora de la oposición también denunció que en el presupuesto se incluyen nuevos impuestos a la ciudadanía, aun cuando el propio Gobernador Alejandro García Padilla había recalcado en su mensaje de situación del país que no se habrían de aprobar nuevos impuestos para cuadrar el presupuesto.

“Estamos hablando de unos 540 millones de dólares [en impuestos adicionales] más. ¿A quién realmente engaña el señor gobernador con sus expresiones de que no iban a haber más impuestos?”, cuestionó Padilla.

Por su parte, la senadora por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, “corrigió” al presidente del Senado al señalar que efectivamente el presupuesto plantea el despido no solo de empleados transitorios, sino de empleados regulares, particularmente en el Departamento de Educación, y la consiguiente afectación de servicios.

“En un país con desigualdades sociales profundas, la educación pública debe ser un elemento democratizador. Si ya estábamos lejos de alcanzar ese cometido con los recursos que teníamos; ¿cómo va a ser ahora con los recortes millonarios al Departamento de Educación, en donde, de hecho, sí van a haber despidos no solamente de empleados transitorios… es que maestros con permanencia están siendo declarados excedentes y no van a regresar al salón de clases. Y eso, no importa como uno lo pinte, es un despido y es la negación de un servicio a los niños y niñas del sistema de educación pública.

Sobre los señalamientos de la oposición de PNP y el PIP, a los efectos de que el presupuesto propone despidos y se afectan los servicios que ofrece el gobierno a la ciudadanía, cuando no los elimina, Bhatia respondió recalcando que “más que quitar, se ajusta” los servicios a los recursos.

“Aquí lo que estamos es ajustando y no quitando. Aquí lo que estamos es reflejando en un espejo el país que conocemos y el que tenemos, no el que en fantasía queremos que tengan otros”, señaló Bhatia.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.