Gobernador “esperanzado” en que trabajadores no le hagan “eso” al país

garcia_padillaLA FORTALEZA  – El gobernador Alejandro García Padilla aseguró el jueves, sentirse esperanzado en que “los líderes sindicales no van a hacerle eso a su país”, refiriéndose al anunciado paro general de trabajadores y a las consecuencias que él [García Padilla] estima tendría dicho paro.

“Estamos esperanzados en que la cordura va a imperar y que los compañeros líderes sindicales no van a hacerle eso a su país… son gente de bien, yo los conozco, son gente que tienen una responsabilidad como líderes sindicales. Yo los respeto. No hay en mí una palabra de descualificación o de insulto…Estoy seguro de que al final, la cordura y el compromiso cívico con Puerto Rico, va a prevalecer y que no le van a hacer eso a su país en este momento. Y estoy seguro de que no me van a hacer quedar mal, de que no van a hacer quedar mal a su país”, dijo García Padilla en rueda de prensa.

El Gobernador invitó al liderato sindical del país a participar de los diálogos que su administración lleva a cabo como parte de su estrategia para atender la crisis fiscal que afecta el gobierno, y a llevar a cabo sus manifestaciones dentro del marco de la ley, aduciendo a que “no hay razón alguna para que los derechos de uno afecten los derechos de otro”. En un tono paternalista, García Padilla se refirió a los manifestantes que el jueves en la tarde bloquearon varias de las vías públicas en San Juan.

Las declaraciones del Gobernador parecieron subordinar el derecho de los trabajadores a la libertad de expresión a su noción particular [la de García Padilla] de lo que debe ser el ejercicio de las libertades civiles y la justicia. A esos efectos, mientras que por un lado García Padilla caracterizaba como, “violaciones” a leyes estatales y federales, las demostraciones que durante el jueves paralizaron, al menos parcialmente, algunos de los servicios de las corporaciones públicas y algunas de las vías públicas de la capital, por otro, a preguntas de los periodistas, aseguraba que su administración “no está en posición de concluir eso” [que las manifestaciones sean violaciones de ley] y rechazó que sus comentarios pudieran ser considerados como una amenaza al movimiento sindical.

El Gobernador enfatizó entre lo que caracterizó como las diferencias entre su administración y la del exgobernador Luis Fortuño. Para García Padilla su administración se distingue por su apertura al diálogo con los diferentes sectores del país que pudieran tener visiones distintas a las suyas.

“Este es un gobierno de mucha más apertura. Es un gobierno abierto al diálogo… un gobierno que demuestra con hechos que cree de verdad que hablando es que se entiende la gente. Un gobierno que busca garantizar las libertades civiles y humanas”, dijo García Padilla a la vez que recordaba que bajo la administración de Luis Fortuño se violaban derechos civiles de los manifestantes en contra del gobierno.

No obstante, el liderato sindical ha denunciado la propuesta Ley de Sustentabilidad Fiscal, que dejaría sin efecto varias de las clausulas económicas de los convenios colectivos ya negociados y firmados entre el gobierno y las uniones, como “la Ley 7 del Partido Popular”, refiriéndose a la legislación que bajo la administración Fortuño ordenaba lo mismo en adición al despido de miles de empleados públicos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.