Federales acusan 34 por narcotráfico en residencial de Aguadilla

FBI_bg-408x264SAN JUAN  – La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez informó el jueves que un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico emitió el miércoles, una acusación formal contra 34 personas por conspiración para poseer con intención de distribuir sustancias controladas, quienes fueron detenidos en varios pueblos del oeste de la isla.

Según Rodríguez, la acusación contempla cargos de conspiración a sabiendas e intencionalmente para poseer con intención de distribuir crack, cocaína y marihuana, dentro de 1,000 pies cercanos al residencial La Montaña de Aguadilla, todo por ganancias financieras significativas.

La funcionaria detalló que el pliego acusatorio establece que desde el 2009, la organización estableció los puntos de distribución de drogas ubicados en diferentes zonas del complejo de vivienda pública.

Rodríguez detalló que en la organización había líderes y propietarios de puntos de droga que dirigían y supervisaban los corredores, los ejecutores, los procesadores de drogas, vendedores y facilitadores. Los líderes controlaban y supervisaban directamente las actividades de tráfico de drogas en los puntos de drogas, mientras que los ejecutores poseían y utilizaban armas de fuego para proteger a los miembros de la banda, así como la droga y las ganancias y para lograr los objetivos de la conspiración.

Por otro lado, la fiscal federal indicó que la acusación señala que los corredores eran responsables de proporcionar suficientes narcóticos a los vendedores para su posterior distribución en el punto de drogas y la recolección de las ganancias, así como el pago y la supervisión de los vendedores de la droga. Los facilitadores permitieron el uso de sus residencias y servían como mensajeros e intermediarios para otros miembros de la conspiración.

La fiscal federal Vanessa E. Bonhomme está a cargo de la acusación del caso. Si son declarados culpables los acusados enfrentan una sentencia mínima de 10 años hasta cadena perpetua. Los agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) y oficiales de la Policía de Puerto Rico, estuvieron a cargo de ejecutar las órdenes de detención.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.