Esfuerzo bipartita para investigar semillas modificadas

Cámara de Representantes de Puerto Rico (Logo)EL CAPITOLIO  – El representante estadista, Ángel Muñoz Suárez, junto a la senadora del independentista, María de Lourdes Santiago, informaron el miércoles que radicaron una medida para estudiar los riesgos y mecanismos de seguridad contra plagas y enfermedades que son utilizados en la producción de semillas genéticamente modificadas en la Isla, a los efectos de asegurar que quienes incurran en estas prácticas cumplan con todas aquellas leyes y reglamentos aplicables.

Ambos legisladores radicaron resoluciones investigativas similares en la Cámara de Representantes y el Senado, respectivamente.

“Crea gran preocupación los métodos que son utilizados por las compañías que desarrollan estas semillas para llevar a cabo sus prácticas. Hay que corroborar que quienes incurran en estas prácticas cumplan con todas aquellas leyes y reglamentos aplicables. También, existe una gran polémica sobre los riesgos que para el ambiente y la salud, tiene el desarrollo y el consumo de los alimentos transgénicos. Dicha polémica, se basa en el hecho de la falta de pruebas sobre las repercusiones que se tienen en la salud del ser humano”, manifestó en un comunicado el legislador, quien representa a los municipios de Aguada, Añasco, Moca, Rincón y Mayagüez.

Por otra parte, la senadora independentista destacó que “la proliferación de semillas genéticamente modificadas, con el impacto resultante en la dieta de la familia puertorriqueña, requiere que como una medida de protección al consumidor se investigue el efecto que la ingesta de tales productos puede tener en la salud. Cada vez el país cobra más conciencia sobre el tema, y es esencial que la Asamblea Legislativa atienda los reclamos de distintos sectores que exigen mayor transparencia en la promoción de esos cultivos a través del gobierno”.

Según Muñoz Suárez, estos productos son un tema del que mucho se habla pero del que poco se sabe, puesto que por ejemplo, se dice que estos alimentos contienen genes, resistentes a antibióticos que pueden provocar la transferencia de esa característica a bacterias existentes en el organismo humano, lo que amenaza a la salud pública.

“Asimismo, se menciona que algunas alergias alimenticias pueden aparecer como consecuencia de la introducción de un gen extraño en los alimentos a los que se les han transferido nuevas proteínas, mientras que sustancias tóxicas existentes en cantidades inofensivas en los alimentos, pueden potenciar sus efectos, y otras sustancias que protegen contra el cáncer, pueden ser disminuidas. La realidad es que no sabemos, por eso la importancia de aprobar esta medida lo antes posible”, dijo el representante.

Según detallaron, los alimentos transgénicos son aquellos a los que se les han insertado genes exógenos (de otras plantas o animales) en sus códigos genéticos. Esto se hace con el fin de producir cultivos de especies con características deseables tales como: alimentos más nutritivos, alimentos más apetitosos, plantas con mayor resistencia de manera que requieran menos recursos ambientales. Sin embargo, los riesgos potenciales son: riesgos a la salud, organismos modificados que se pueden cruzar con organismos naturales y los pueden superar, llevando a la extinción del organismo original u otros efectos ambientales impredecibles.

Recodaron que hace varios años, Puerto Rico se ha convertido en una de las sedes que mayor contribuye a la producción y experimentación de semillas genéticamente alteradas de productos como: maíz, soya, algodón y sorgo las que luego son procesadas y comercializadas. Se sabe que Puerto Rico es el quinto centro de investigación de transgénicos más importante de Estados Unidos después de Iowa, Illinois, Nebraska y Hawaii.

Asimismo, señalaron que se sabe que varias empresas multinacionales desarrollan las primeras generaciones de semillas modificadas genéticamente para distribuirlas a Estados Unidos y alrededor del mundo utilizando fincas públicas y privadas, sobre todo en tierras cultivables del sur de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.