Denuncian reducción en presupuesto afecta sistema respuesta a emergencias

162_911-emergenciasEL CAPITOLIO  – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Urayoán Hernández Alvarado, denunció el domingo que el recién aprobado presupuesto “desangrará” el sistema de respuesta rápida a emergencias en por lo menos dos docenas de municipios al eliminar 12 millones de dólares con los que el Sistema 9-1-1 realiza la compra y mantenimiento de vehículos de rescate en los mismos.

“El ajuste es muy fuerte. Aquí se afectan muchas partidas que son necesarias para mantener un sistema de respuesta a emergencia efectivo. Con esto el Cuerpo de Emergencias Médicas no tendrá sus 1.4 millones de dólares para reparar sus ambulancias. Tampoco habrá dinero para mejorar la infraestructura de comunicaciones del gobierno en caso de una emergencia. En fin, la administración del Partido Popular Democrático destruyó nuestro sistema de emergencias”, dijo Hernández Alvarado en un comunicado de prensa.

Según el legislador, el recorte presupuestario además tendrá el efecto de eliminar la asignación anual de 2 millones de dólares para el mantenimiento de los helicópteros de la Policía.

Indicó que entre las partidas eliminadas se encuentran alrededor de 1.9 millones de dólares que en el presupuesto del 2013-14 fueron dirigidas a varios municipios, incluyendo Bayamón, Corozal, Guayanilla, Loíza, Manatí Morovis, Naranjito, Ponce, San Juan, San Lorenzo, Toa Alta, Vega Alta y Vega Baja.

“Como parte de la distribución de fondos del Sistema, la agencia tiene que enviar anualmente alrededor de 2 millones a los municipios para la compra de equipo básico de emergencia. Esa partida será eliminada ahora, dejando huérfanos a nuestros ayuntamientos en caso de un huracán, terremoto, tsunami u otro desastre natural”, dijo.

El legislador señaló que además los pueblos de Fajardo, Las Marías, Caguas, Maunabo, Camuy y Maricao, entre otros; fueron ‘saqueados’ de fondos destinados al mantenimiento de ambulancias, camiones de respuesta rápida y hasta camiones bomba para suprimir fuegos.

Hernández Alvarado, quien representa los municipios de Orocovis, Barranquitas, Villalba y Coamo, exhortó a la mayoría parlamentaria en el Senado a devolverles estos dineros a los pueblos afectados por el dramático recorte.

“No solo hablamos de esta partida que se eliminó anoche, el presupuesto también elimina la gran mayoría de los dineros que el Sistema tenia comprometidos con la Policía de Puerto Rico, que se aproximaban a unos 5.8 millones de dólares, así como unos 2.5 millones de dólares designados al Cuerpo de Bomberos para la compra de camiones bomba y hasta trajes especiales para resistir altas temperaturas”, añadió Hernández Alvarado.

Por otro lado, el legislador dijo que el Sistema cuenta con un presupuesto operacional vigente de 21.6 millones de dólares de los cuales se transferirá 12 millones al erario para uso en otros asuntos, esto representa una merma de más del 60 por ciento de los fondos de esta dependencia gubernamental. Los ingresos que obtiene el 9-1-1 son a través del cargo mensual de 50 centavos del impuesto a los abonados telefónicos y el cargo mensual de un dólar a los abonados comerciales y gubernamentales.

El representante novoprogresista destacó que el propio director ejecutivo de la Junta del Sistema 9-1-1, José Camacho Rodríguez, reconoció el descalabro de concretarse los dramáticos recortes cuando en su ponencia escrita presentada a la Comisión de Hacienda el pasado 17 de junio estipuló que ‘un ajuste presupuestario de la magnitud de 12 millones que el proyecto, estipula, redundaría en un desequilibrio en las operaciones del Sistema’.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.