Cruzada veraniega contra el alcohol en las carreteras

UnknownSAN JUAN  – Uniendo esfuerzos y recursos, el Departamento de Transportación y Obras Públicas, la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) la Policía de Puerto Rico y la Administración de Compensaciones por Accidentes de Automóviles (ACAA) anunciaron el lunes un plan estratégico de acción dirigido a prevenir choques de tránsito en la temporada alta del verano causados por conductores bajo los efectos del alcohol.

Los funcionarios indicaron que el plan, que se extenderá del 3 al 31 de julio, se llevará a cabo simultáneamente en dos frentes. Por un lado comprende, a un costo de 400,000 dólares, una campaña educativa – diseñada por la CST – con anuncios a ser pautados en televisión, radio, prensa escrita, Internet, redes sociales y otros medios tácticos, donde se exhorta a los conductores a no ingerir bebidas alcohólicas.

Esencialmente, el esfuerzo educativo de medios incluye dos mensajes a las personas que deciden guiar y tomar bebidas embriagantes: “cuando pasas la llave, pasas mucho más” en referencia a la conveniencia del uso de un conductor designado como un acto responsable para la protección de la vida. El segundo, “guiar borracho sobre el límite, bajo arresto”, para significar que la Policía estatal y municipales arrestarán a los conductores que arrojen .08 por ciento o más de alcohol en la sangre.

Adelantando algunos detalles sobre el plan de trabajo de la Uniformada, el superintendente José Caldero López indicó que habrá bloqueos y patrullaje intensivo a nivel isla para intervenir con los conductores ebrios y otros infractores de la Ley de Vehículos y Tránsito. El jefe policiaco ha asignado centenares de agentes estatales, en un horario de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana, para cumplir las labores de seguridad en las vías públicas.

“El mensaje es claro, si guías y bebes serás arrestado. No te arriesgues a convertirte en un criminal en la carretera por no tomar a tiempo la decisión correcta para evitar una desgracia”, dijo Caldero López.

Por su parte, el titular de Transportación y Obras Públicas, Miguel A. Torres Díaz, sostuvo que su agencia viene cumpliendo un plan de mejoras a vías públicas para brindar una mayor seguridad en el tránsito y facilitar el desplazamiento vehicular. “No empece a la limitación de fondos para realizar obras permanentes, estamos llevando a cabo una extensa obra de bacheo, pintado de encintado e instalando “ojos de gatos” para facilitar el transitar en nuestras vías, haciendo de esta manera nuestras carreteras más seguras”, enfatizó Torres Díaz.

El director ejecutivo de la CST, José A. Delgado Ortiz, destacó que el plan de comunicación de su agencia incluye además la participación en eventos masivos que se llevarán a cabo durante el mes de julio en algunos de los principales balnearios, como también en actividades recreativas y culturales, para llevar el mensaje educativo directamente al público.

En su llamado a la prudencia y moderación este verano, Delgado Ortiz llamó la atención de la ciudadanía sobre la obligatoriedad en el uso del cinturón de seguridad y la colocación correcta del asiento protector para los niños hasta los nueve años en la parte trasera del automóvil. Por otro lado, el funcionario pidió a los motociclistas a utilizar el casco protector, los guantes y la vestimenta adecuada, como establece la ley que reglamenta la conducción de motocicletas en Puerto Rico.

Por su parte, la directora ejecutiva de la ACAA, Dorelisse Juarbe Jiménez, señaló que este tipo de iniciativa nos hace conscientes de las consecuencias que puede tener un accidente de tránsito a causa de un conductor en estado de embriaguez.

“Estas consecuencias pueden ir desde salir gravemente lesionados hasta perder la vida o la vida de otros, y eso es precisamente lo que tenemos que evitar”, sentenció Juarbe Jiménez.

Según las cifras ofrecidas, en lo que va del presente año han muerto 136 personas en choques de tránsito, 40 o 23 por ciento menos que para la misma fecha en el 2013. Entre 2009 y 2013 se registraron 1,778 choques fatales, de los cuales 686 estuvieron directamente relacionadas con el alcohol, lo que equivale a un 39 por ciento de la totalidad de muertes ocurridas en nuestras carreteras en ese período de tiempo. Como dato relevante adicional, el 50 por ciento de los conductores que fallece en un choque da positivo a bebidas embriagantes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.