Confuso el “refrescazo” para los pymes

cud-centro-unido-logoSAN JUAN – La presidenta del Centro Unido de Detallistas (CUD), Enid Monge de Pastrana, requirió el jueves a la Legislatura que rechace el Proyecto de la Cámara 1844, que daría paso a un arbitrio adicional en ciertos refrescos y jugos para crear un fondo de protección a la niñez, pero a costa de sacrificar empleos y posiblemente aumentar el precio de los productos en un confuso estatuto.

“En principio, la idea es loable, pero en el análisis final la responsabilidad primaria de fomentar una alimentación saludable en nuestros niños, especialmente de cero a ocho años de edad, recae sobre los padres. Educar a sus hijos correctamente incluye orientarlos sobre los alimentos saludables y nutritivos que deben ingerir en lugar de favorecer aquellos altos en azúcares y grasas”, dijo Monge en un comunicado.

“Si desde pequeños sentamos las pautas de alimentación en el hogar, es más fácil desarrollar adultos conscientes de la ingesta que redunda en salud y bienestar general del cuerpo humano. El Centro Unido ha sido consistente en que imponer un arbitrio y cargas adicionales a un sector comercial importante no es la solución que el gobierno debe buscar a la hora de aumentar sus recaudos”, agregó.

La líder de los pequeños comerciantes reiteró la posición del organismo en contra de esta medida siendo la primera organización empresarial que expresó seria preocupación al respecto, a pesar de que no fue incluido en el proceso de evaluación del mencionado proyecto de ley. Se plantearon en la Asamblea Legislativa las preocupaciones diversas que le surgen a la Institución sobre esta medida.

Agregó que “tampoco refleja estudios empíricos de parte de la Comisión que muestren su efecto en el índice de empleos, que sin duda se vería afectado al gravar el consumo de bebidas y jugos con más de 30 por ciento de azúcar. Estamos seguros de que tendrá un impacto en la operación y en los costos del producto tanto a nivel comercial como del consumidor”.

“El sector empresarial que el Centro Unido de Detallistas representa en 165 categorías de negocios, se opone enérgicamente a un proyecto que complicaría todavía más la forma de hacer negocios en la Isla. Esto va totalmente en contra de la política pública de estímulo a la inversión en la que el Gobernador expone que no habrá mayores imposiciones ni costos para el sector comercial ni para el consumidor. Estamos conscientes de la importancia de alimentar bien a nuestros niños, pero no arriesgando la seguridad de empleo de sus padres”, concluyó Monge.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.