Apoderados destituyen a Julio Bracero

DOBLE-A-300x1742SAN JUAN  – Con votación 23-2, los apoderados de la Federación de Béisbol Aficionado de Puerto Rico (FBAPR), aprobaron la destitución del apoderado de los Cardenales de Lajas, Julio Bracero, durante reunión extraordinaria de la organización, celebrada el martes.

Según informó el personal de la FBAPR, en la votación, se abstuvieron ocho apoderados del Béisbol Superior Doble A y se inhibieron los otros cinco tenedores de franquicia que formaron parte del comité de disciplina que evaluó previamente el caso.

Se indicó que al apoderado destituido se le imputan cinco cargos, entre ellos indisciplina, falta de lealtad y mancillar la imagen de la institución. El primer cargo explica que Bracero, luego de la decisión de la mayoría de sus compañeros apoderados de bajar la cantidad de jugadores profesionales a uno por equipo, envió una carta a la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, por sus siglas en inglés), lo que creó un clima de confusión y malestar entre los tenedores de las franquicias, jugadores fanáticos y deportistas del béisbol federativo.

Además, los funcionarios de la FBAPR expresaron que se le imputa que Bracero, en innumerables programas de radio en los cuales se expresó de forma mentirosa, despectiva e irrespetuosa en contra del presidente de la FBAPR, doctor José Quiles, la institución que éste representa y los apoderados. El tercer cargo explica que Bracero incitó a los jugadores profesionales que radicaran pleitos contra la FBAPR y que éste también los presentaría, lo que constituye una violación al Reglamento.

También, se indica que el imputado incumplió el deber de lealtad a la institución y que no agotó los canales administrativos correspondientes dentro de la FBAPR.

Mientras, el quinto cargo explica que el querellado incumplió con lo dispuesto en el Artículo 18.01 ya que incurrió en un caso de indisciplina que pone en peligro la estabilidad de la FBAPR.

Mientras tanto, indicaron que el 20 de febrero, el Comité Ejecutivo de la FBAPR votó a favor de la expulsión de Bracero. Hubo nueve votos a favor, un abstenido y un ausente. Luego, mediante orden del Tribunal Apelativo y Arbitraje Deportivo (TAAD), Bracero regresó al mando de la franquicia y a su vez, recomendó que fuera la Junta de Directores el ente que decidiera el futuro del apoderado dentro de la Federación, procedimiento que el organismo aceptó.

En mayo de este año, el TAAD devolvió el caso disciplinario del apoderado Bracero a la FBAPR, en orden emitida por el juez examinador José Martínez Ramos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.