ACLU solicita investigación oficial de la Policía Municipal de Guaynabo por incurrir “en un patrón y práctica de violación de derechos civiles”.

attachment-0002SAN JUAN (CyberNews) – El director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), licenciado William Ramírez, hizo un llamado el viernes, a que la Policía de Guaynabo, Puerto Rico sea investigada por incurrir “en un patrón y práctica reiterada de violaciones de derechos civiles”, con miras a una reforma de dicho cuerpo policial para asegurar que a las personas que transiten por las carreteras del municipio de Guaynabo se les garantice la seguridad.

“Hemos de solicitar, tanto al Secretario de Justicia del Estado Libre Asociado de Puerto Rico como de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia Federal, que se inicie una investigación oficial sobre las violaciones en que incurre la policía municipal de Guaynabo y se adjudique medidas a tomar para reformar dicho cuerpo y fijar culpa”, dijo Ramírez en un comunicado de prensa.

“El caso más reciente es el del joven Carlos Sandoval de Jesús de 24 años de edad, a quien se le disparó por lo menos cinco balas, siendo impactado por cuatro en el rostro y el costado. De inmediato, y sin el beneficio de una investigación, el Comisionado de Seguridad de la Policía de Guaynabo se apresuró a adjudicar que el oficial se defendía de este joven desarmado, residente del sector, quien se presume “lo atropelló”. Lo que en todo caso, aun si fuera cierto, no justificaría que el policía le cause la muerte”, mencionó.

Ramírez dijo que en cuanto a este más reciente incidente, el hecho que el policía no estuviera identificado como policía, por estar franco de servicio y en su automóvil personal, no cambia el panorama de lo acontecido; el problema sigue siendo uno de pobre selección de oficiales y pobre entrenamiento en el manejo de un arma de fuego, entre otras serias deficiencias.

Dijo además, que no es aceptable que un Comisionado de Seguridad “se lance apresuradamente a justificar los actos de un oficial que incurrió en conducta con graves consecuencias para un joven que apenas comenzaba a disfrutar su vida de adulto”.

A tales efectos, el director ejecutivo de la ACLU dijo que “en los últimos años hemos visto como la policía municipal de Guaynabo sigue incurriendo en prácticas policiales altamente cuestionables que en algunos casos constituye conducta punible en los tribunales del país y que también es violatoria de los derechos fundamentales garantizados a la ciudadanía”.

El licenciado Ramírez expresó que la Ley 45 del 20 de mayo de 1996 concedió a la Policía Municipal de Guaynabo la misma autoridad y facultad de la que gozan los agentes del orden público adscritos a la Policía del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. “Esa autoridad y facultad viene acompañada de responsabilidades ineludibles de parte del Municipio, su asamblea y del liderato de dicha uniformada, de proteger la ciudadanía y salvaguardar sus derechos fundamentales garantizados. El poder que se le ha concedido a los cuerpos policiales municipales es tal que si no se ejerce concienzudamente, y con celo de realizar un desempeño profesional del más alto nivel de profesionalismo, podría tener como consecuencia serias violaciones de los derechos humanos” .

“Se requiere el mismo nivel de comportamiento profesional de los cuerpos policiales municipales que esperamos de la policía de Puerto Rico, cuerpo que ahora comienza un proceso de reforma profunda”, culminó Ramírez.

1 comentario

  1. RICARDO dice:

    LOS DEAMBULANTES DE BAYAMÓN SON LLEVADOS POR POLICÍAS A LOIZA