Vuelven a paralizar escuela en Comerío

no-al-cierre1-300x261COMERÍO – Luego de conocer oficialmente que su escuela está en la lista de las que van a ser cerradas, la comunidad escolar de la Escuela Pablo R. Ortiz de Comerío volverá a paralizar las labores en este plantel, informó Madeline Berríos Rivera, madre de uno de los estudiantes.

Según la madre, los padres de este sector estuvieron en paro escolar durante la pasada semana. El viernes se reunieron con Harry Maldonado, subsecretario de Educación con quien acordaron una tregua que permitiría administrar las Pruebas Puertorriqueñas (PPAA) este lunes en espera de garantías de que la escuela no sería eliminada. Al ser informados sobre el cierre de la misma, y entendiendo que cumplieron su parte del acuerdo, paralizarán nuevamente el plantel este martes 29, lo que impedirá la administración de las mencionadas pruebas.

“El conocer oficialmente que la escuela sería cerrada no nos deja otra opción que continuar la lucha hasta que se nos garantice que la escuela permanecerá abierta para este próximo año. Los padres se preguntan para qué se necesita tomar las pruebas si ya no tendrían escuela. El Departamento de Educación no está actuando de buena fe cuando a pesar de todas las razones que validan la necesidad de conservar la escuela, la agencia que se supone responda a las necesidades educativas del país insiste en ignorarlos”, dijo Berríos Rivera en un comunicado.

Por otro lado, Isamar Ramos Berríos, quien también es madre de un estudiante, señaló que en la escuela hay una matrícula de 140 estudiantes y que las escuelas a las que serían enviados los estudiantes no están preparadas para recibirlos. Además, indicó se perderían los servicios y terapias que ahora reciben los alumnos especiales, se dividiría la comunidad escolar en dos, se destruye a su vez el vínculo tan estrecho entre padres y escuela que ahora existe.

Asimismo, mencionó los maestros serían desplazados a otros planteles y a su vez podrían desplazar a otros o algunos quedar sin trabajo.

“La comunidad ha acudido a todos los foros de la agencia para que se le escuche, pero las autoridades no se dan por entendidas. Ante esto, responsabilizamos al Departamento de Educación y su intransigencia por habernos obligado a recurrir al paro escolar como única opción para hacer llegar nuestro reclamo”, sostuvo Ramos Berríos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.