Senadora Itzamar Peña truena contra el gobernador ante presunta eliminación de la Procuraduría de la Mujer

559966_473588539371287_40608413_nEL CAPITOLIO – La senadora, Itzamar Peña Ramírez tronó el martes, contra el gobernador Alejandro García Padilla por la posible fusión o eliminación de la actual Oficina de la Procuradora de las Mujeres.

“Sería un desastre, mal juicio y una irresponsabilidad el diluir o eliminar las funciones de esta Oficina, so pretexto de un mal pensado “plan de reestructuración gubernamental”, cuyo resultado real sería eliminar los servicios que se ofrecen a la Mujer Puertorriqueña. Cada día el país se estremece con noticias de agresiones, maltratos y muertes a causa de la violencia doméstica. Sin lugar a dudas, éste es uno de los problemas sociales más graves que sufre la sociedad puertorriqueña. Yo responsabilizo al gobernador por el daño grave e irreparable que ocasionaría el cierre de esta Oficina al pueblo puertorriqueño”, denunció la Senadora Itzamar Pena en un comunicado de prensa.

“Hoy se está viendo el verdadero perfil del gobernador, Alejandro García Padilla. Siempre a través de sus expresiones y acciones ha demostrado total menosprecio a la figura de la mujer, y hoy queda evidenciado que para la presente administración de gobierno, No es una prioridad el bienestar, la seguridad y protección de la Mujer Puertorriqueña”, sentenció Peña Ramírez.

Desde 1973, cuando se creó la Comisión para los Asuntos de la Mujer, la Legislatura ha promulgado numerosas leyes y políticas públicas dirigidas a proteger los derechos de la mujer en Puerto Rico. Ante la falta de mecanismos que obligaran al cumplimiento de éstas, el discrimen y la violencia contra las mujeres aún constituyen un problema serio. La Ley 20 de 11 de abril de 2001 dio origen a la Oficina de la Procuradora de las Mujeres con el fin principal de fiscalizar la implantación y el cumplimiento de la política pública y las leyes vigentes para la protección del grupo social mayoritario en el país.

“El gobernador debe tener mucho cuidado porque la Oficina de la Procuraduría de las Mujeres ha sido un pilar importante en la protección de los derechos de la mujer y no podemos ahora venir a trastocar una oficina cuyo rol principal es velar por la disminución de la violencia que aún vivimos y que lamentamos cuando muere una mujer en manos de su pareja o ex pareja.”,expresó la senadora.

“Ante esta medida irresponsable y discriminatoria, las mujeres puertorriqueñas vamos a levantar nuestra voz, llevando un mensaje firme al señor Gobernador, luchando con valentía y firmeza en defensa de nuestros derechos y en protección de nuestras familias.” concluyó la legisladora novoprogresista.

Por su parte la representante Lourdes Ramos reclamó de la Primera Dama, Wilma Pastrana, que defienda la permanencia de la Procuraduría de la Mujer y la gestión que esta realiza a favor de las víctimas de violencia doméstica en un país convulsionado por el crimen y la violencia de género.

“La austeridad no puede implicar complicidad con el crimen contra la mujer. Cerrar la Procuraduría convertiría al Gobernador en otro agresor”, expresó de manera enfática la legisladora.

Recordó que las esperanzas de 26 vidas tronchadas por la violencia de género (tres hombres y 23 mujeres) bajo la presente Administración, deben ser de por sí la principal razón para fortalecer los servicios de la Procuraduría, antes que pensar en eliminarla.

“Creo que es hora de que nuestra Primera Dama promulgue con firmeza su adhesión y defensa a los derechos de la mujer, levantando su voz contra cualquier intento de relegar la gestión gubernamental en ese renglón a un segundo plano”, expresó Ramos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.