Más de un año de Puerto Rico a la Deriva

barco-a-la-deriva

Por: Jairo A. López Salamanca

La situación actual de Puerto Rico se puede comparar con un barco a la deriva,  sin capitán, sin brújula, sin balsas y remos ni marineros que sepan nadar. Nuestra Isla del Encanto está inundada de corrupción, donde sus tres poderes, el ejecutivo, legislativo y judicial  no pueden llevarla a encontrar un rumbo seguro, y rescatarla de un mar alborotado de corrientes de inseguridad, pobreza, carencias, calidad en la educación, insalubridad, falta de trabajo y futuro para sus nuevos navegantes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.