Representante popular no está del todo contento con secretario de Vivienda

VIVIENDA-155x131EL CAPITOLIO – El presidente de la Comisión de Vivienda de la Cámara, Carlos Vargas Ferrer, anticipó el miércoles la radicación de una resolución para investigar las razones de política pública que motivaron a la Administración de Vivienda Pública a cambiar el sistema de contratación de los trabajadores sociales en los residenciales públicos del país, responsabilidad que actualmente recae sobre los administradores de los mismos.

“Solicité una reunión al secretario de la Vivienda, Rubén Ríos, para hablar sobre el tema. Luego de varias llamadas, coordinamos la misma para el próximo 30 de abril, fecha que para mí es muy distante por tratarse de un tema tan neurálgico como este. Es por esta razón que para atender responsablemente y con la diligencia que merece el tema, la Comisión de Vivienda de la Cámara preparó una resolución para investigar con profundidad estos nuevos enfoques en política de contratación y a qué obedecen”, explicó el legislador en comunicado de prensa.

Actualmente los administradores privados en los residenciales contratan directamente a los trabajadores sociales. Sin embargo, en la solicitud de propuestas que se publicó recientemente para subastar los contratos de administración de residenciales públicos, se excluyeron de la subasta los servicios de los trabajadores sociales en los residenciales públicos.

La denuncia, hecha en un principio por el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte Hernández, alegaba que el Departamento de Vivienda pretende eliminar de los nuevos contratos a otorgarse a las empresas que administran los 330 residenciales públicos a través de toda la Isla el requerimiento de tener un trabajador social disponible para ofrecer servicios a cada una de estas comunidades.

En cuanto a la posible salida del secretario Ríos de la silla del Departamento de la Vivienda, Vargas Ferrer, opinó que sería lamentable. No obstante, criticó que no se hayan hechos unas expresiones directas sobre si es o no cierta su renuncia porque eso crea inestabilidad en el sector de vivienda que “bastante maltrecho está en estos momentos”, puntualizó el legislador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.