Pierluisi solicita intervención del Congreso para eliminar el riesgo a la seguridad pública en Culebra

culebramappWASHINGTON, DC – Durante un testimonio ofrecido el miércoles, en el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes federal, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, solicitó la intervención congresional para enmendar una ley federal del 1974, y que el gobierno federal cumpla con su responsabilidad de proveer los recursos para la limpieza de la península noroccidental de Culebra.

“Desde el 1995, ha habido más de 70 ocasiones en las que personas se han encontrado con municiones sin explotar en esta zona de Culebra, que les pudieron haber causado grave daño. En marzo del año pasado, una niña turista que visitaba Culebra se quemó al recoger una “cáscara” de artillería que contenía fósforo blanco. Y este enero pasado, las autoridades tuvieron que cerrar al público la misma playa, tras haberse encontrado una bomba sin detonar de cien libras sumergida cerca de la orilla”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Durante su intervención, Pierluisi también cuestionó que el Departamento de la Defensa solicitara una reducción en el presupuesto del Comando Sur destinado a combatir el narcotráfico.

En su testimonio, el comisionado residente volvió a insistir en que existe un serio riesgo a la seguridad pública en Culebra que requiere que se resuelva pronto. Como resultado de una interpretación rígida de una ley del 1974, el Departamento de la Defensa se ha negado a asignar los fondos para la limpieza de una parcela de 400 acres que constituyó entonces la zona de bombardeo, que incluye playas, paseos y áreas para acampar.

“El viernes pasado, el Cuerpo de Ingenieros emitió un comunicado de prensa alertando a los visitantes de Culebra a ‘tener cautela durante su estadía’ y a “estar atentos a artefactos que pudieran ser municiones’, y advirtiendo que ‘la posibilidad de encontrar municiones en Culebra es relativamente alta’”, le puntualizó Pierluisi a los miembros del Comité.

El comisionado residente indicó que ha presentado múltiples proyectos de ley y enmiendas requiriéndole al Departamento de la Defensa que provea los fondos para la limpieza de la parcela de terreno en cuestión, a los que se ha opuesto la referida agencia. Inclusive, trajo a colación que en el 2010, la Cámara autorizó la limpieza al derogar la cláusula de la referida ley, pero el proyecto se encuentra en conferencia.

“Le solicito a este Comité que de nuevo incluya el lenguaje para enmendar la ley del 1974 y lo defienda en conferencia”, indicó Pierluisi, quien reiteró que “no descansará hasta que se atienda debidamente el riesgo en Culebra. Lo que está en juego es demasiado para mis constituyentes y para los miles que visitan a Culebra anualmente”.

Durante su testimonio, Pierluisi también abogó para aumentar el presupuesto del Comando Sur destinado a combatir el narcotráfico.

“Ninguna jurisdicción americana es más afectada por las organizaciones criminales transnacionales y organizaciones de narcotráfico que Puerto Rico, que es utilizado como punto de transporte de las drogas producidas en América Latina con destino a Estados Unidos. La tasa de asesinatos es mucho más alta en Puerto Rico que en cualquier estado y la mayoría están relacionados a las drogas”, indicó el Comisionado Residente.

En su testimonio, Pierluisi alertó que en su petición presupuestaria para el año fiscal 2015, el Departamento de la Defensa solicitó solamente 719 millones de dólares para los programas de incautación de drogas y combatir el narcotráfico para el año fiscal 2015, comparado con 895 millones de dólares en el año fiscal 2014

“El Comandante del Comando Sur, el general Kelly, ha expresado que con el número actual de barcos y aviones a su disposición, el gobierno federal sólo incauta un 20 por ciento de todas las drogas ilegales transportadas en la zona. Ello tiene un impacto directo en la seguridad pública en la nación, y especialmente en Puerto Rico,” dijo Pierluisi, quien seguidamente solicitó al Comité que aumente el presupuesto para que el Comando Sur cuente con más recursos marítimos y aéreos para prevenir la introducción de cargamentos de drogas y la destrucción de las vidas de ciudadanos americanos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.