Optómetras defienden su posición – Contundentes los optómetras en las vistas públicas

89682592EL CAPITOLIO – La doctora Celia de Lourdes Feliciano, presidenta del Colegio de Optómetras de Puerto Rico, endosó el viernes, el Proyecto del Senado 991 cuya intención es permitir a los optómetras recetar medicamentos tal y como ocurre en otras jurisdicciones de los Estados Unidos.

“Con la aprobación de esta iniciativa, se logrará terminar de una vez y por todas el problema de falta de acceso a expertos en salud visual que existe en Puerto Rico” dijo Feliciano sobre la medida tripartita, a la vez que aclaró que la pieza legislativa no autoriza a los Optómetras realizar cirugías como parte del ejercicio de su profesión.

Además la portavoz del Colegio de Optómetras insistió “se fomentará el cuidado de salud ocular preventivo y se proveerá justicia profesional a los doctores en optometría puertorriqueños en comparación con sus pares fuera de la Isla” lo que detendría significativamente la fuga de talento masiva de los doctores en optometría de Puerto Rico.

Feliciano defendió a los optómetras y sus estudios para poder ejercer la farmacología al asegurar que, “el proyecto busca permitirnos ejercer una función como profesionales de la salud para la cual estamos preparados en términos académicos y prácticos y para la que contamos con las debidas acreditaciones y revalidas para ejercer”

La galena criticó que la Ley actual requiera estar apto para ejercer la profesión el poder brindar tratamiento con agentes farmacológicos a nivel de clínica como estudiante para luego no poder ejercer una práctica terapéutica tal y como ocurre en varios estados de los Estados Unidos.

Por su parte la Presidenta de los Optómetras arremetió contra los Oftalmólogos que han alegado ante la Comisión de Salud y Nutrición no existe un problema de acceso a expertos en salud visual porque en la Isla hay un Oftalmólogo por cada 18,500 habitantes. “este análisis es errático y simplista” expresó ante el presidente de la Comisión y Vicepresidente del Senado José Luis Dalmau.

Dalmau explicó que el principal problema que han enfrentado los senadores para mejorar los servicios de salud ocular en Puerto Rico, es que el Departamento de Salud no le ha brindado las estadísticas reales, “lo más difícil ha sido para nosotros es que el Departamento de Salud a pesar de se recogen estadísticas de todas esta condiciones, no nos ha presentado una estadística real sobre la salud visual, cuando se habla de una crisis de salud hay que sustentarla, ellos también están citados ante está Comisión” indicó.

El Proyecto de Ley del Senado 991 es uno tripartita radicado por los senadores Jorge Suárez, del Partido Popular Democrático (PPD); María de Lourdes Santiago, del Partida Independentista de Puerto Rico (PIP), y Ángel “Chayanne” Martínez, del Partido Nuevo Progresista (PNP).

El trío de senadores está de acuerdo con que la aprobación de este proyecto traería soluciones como mejoras en el acceso a servicios primarios con expertos de salud visual, especialmente para los de escasos recursos en Puerto Rico. Igualmente, detendría la fuga de doctores en optometrías fuera de la Isla, fomentaría la inversión y productividad económica de Puerto Rico y el acceso de salud ocular estaría disponible en todos los municipios.

Contundentes los optómetras en las vistas públicas

EL CAPITOLIO  – El Colegio de Optómetras de Puerto Rico (COPR) se presentó el viernes, en las vistas públicas que se siguen en el Capitolio para que se apruebe el Proyecto del Senado tripartita 991 que busca enmendar la Ley de los Optómetras para que se le brinde el correcto y el mayor acceso a los servicios de salud ocular primarios a los residentes de Puerto Rico.

“Hoy en la Isla millones de puertorriqueños no tienen acceso rápido a servicios de expertos de salud visual primaria en sus municipios, no reciben cuidado de salud ocular preventivo y muchos de nuestros doctores en Optometría emigran masivamente de la Isla por no poder ejercer cabalmente su profesión en su patria igual que sus pares fuera de Puerto Rico”, explicó la doctora Celia de Lourdes Feliciano, actual presidenta del Colegio de Optómetras de Puerto Rico (COPR) y quien depuso durante la vista pública, celebrada ante la Comisión de Salud y Nutrición, presidida por el senador del Partido Popular Democrático José Luis Dalmau.

“Este proyecto de ley que busca proveer mayor acceso a la salud visual primaria, es el más analítico y mejor sustentado que haya presentado legislatura alguna en los pasados 20 años. Con la aprobación de esta iniciativa, se logrará terminar de una vez y por todas el problema de falta de acceso a expertos en salud visual que existen en Puerto Rico, se fomentará el cuidado de salud ocular preventivo, se proveerá justicia profesional a los doctores en optometría puertorriqueños en comparación con sus pares fuera de la Isla y se detendría significativamente la fuga de talento masiva de los doctores en optometría de Puerto Rico”, reza la ponencia de la doctora Feliciano.

En Puerto Rico, actualmente hay 1,500,000 beneficiarios de la reforma de salud. Por lo tanto, estos datos arrojan dudas contundentes al argumento que hacen los oftalmólogos cuando dicen que su interés en derrotar el Proyecto del Senado 991 es la salud de los pacientes. ¿Cómo es posible que su preocupación sean los pacientes si el 60 por ciento de ellos rechazan a los 1,500,000 beneficiarios de la reforma de salud? Rechazan a la gente humilde y más necesitada de este país.

La semana pasada los oftalmólogos alegaron en las vistas públicas ante la Comisión de Salud y Nutrición que en Puerto Rico no existe un problema de acceso a expertos en salud visual porque en la Isla hay supuestamente 1 oftalmólogo por cada 18,500 habitantes. “Este análisis es errático y simplista. El mismo, es equivalente a calcular que todos los oftalmólogos de la Isla estén ubicados en la plaza pública de Culebra y lo dividas entre el número total de la población de Puerto Rico”, sostuvo Feliciano.

La ponencia reza que “el análisis del problema de acceso a la salud visual se hace por regiones geográficas. No por población total. Para ello, hemos traído aquí ante ustedes una ilustración que demuestra como en el 64 por ciento de los Municipios de Puerto Rico los ciudadanos no cuentan con servicios de oftalmólogos. La Población en cada uno de estos Municipios ronda entre 20, 30, 40 y 50 mil habitantes que no tienen hoy día donde acudir rápidamente ante una emergencia o recibir tratamiento primario regular o tratamiento preventivo para los ojos. Para que ustedes puedan tener constancia del problema, quiero que vean específicamente el problema de acceso a salud visual que tienen los residentes de cada uno de los distritos senatoriales que ustedes honrosamente representan”.

Junto a la doctora Feliciano estuvo la doctora Anouk Underwood, encargada del comité de asuntos legislativos del COPR, y el doctor José Lugo, encargado del comité de asuntos legales del COPR.

El Proyecto de Ley del Senado 991 es uno tripartita radicado por los senadores Jorge Suárez, del Partido Popular Democrático (PPD); María de Lourdes Santiago, del Partida Independentista de Puerto Rico (PIP), y Ángel “Chayanne” Martínez, del Partido Nuevo Progresista (PNP).

El trío de senadores está de acuerdo con que la aprobación de este proyecto traería soluciones como mejoras en el acceso a servicios primarios con expertos de salud visual, especialmente para los de escasos recursos en Puerto Rico. Igualmente, detendría la fuga de doctores en optometrías fuera de la Isla, fomentaría la inversión y productividad económica de Puerto Rico y el acceso de salud ocular estaría disponible en todos los municipios.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.