Mensaje “machista” del gobernador es evidencia de importancia OPM, según líder de los abogad@s

10245434_613003265441810_3097089932700140735_nSAN JUAN – La presidenta del Colegio de Abogados y Abogadas, Ana Irma Rivera Lassén dijo el miércoles que el uso de un comentario de corte machista en el Mensaje de Estado y Presupuesto del gobernador, Alejandro García Padilla, demuestra la importancia de la permanencia inalterada de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres.

“Arroz que……” dijo de pronto el gobernador de Puerto Rico en su mensaje de ayer a todo el país, insinuando, al dejar inconclusa la frase, un refrán machista y ofensivo que convierte el cuerpo de las mujeres literalmente en un pedazo de carne. Esa es una de las razones, precisamente, por la que la Oficina de la Procuradora de las Mujeres debe existir: para promover y velar por la ecuación no sexista en el país para que nuestros niños y niñas —y algunas personas no tan niños o niñas— no vean como algo gracioso ese tipo de comentarios”, dijo Rivera Lassén en comunicado de prensa.

Rivera Lassén añadió que incluir en el Departamento de la Familia la Procuraduría de las Mujeres menosprecia su existencia.

“La razón de ser de esa oficina no es un “asunto de familia”, por lo que ponerla bajo dicha secretaría envía el mensaje de que la mujer no existe más allá de la familia o que se define en torno a la maternidad exclusivamente”, mencionó.

“Sí tiene que haber un cambio en la Procuraduría, sí se pueden mejorar sus funciones y servicios. Sin embargo, ello debe hacerse para avanzar, no para retroceder. No queremos volver a la década de los setenta. Hay que hacer una oficina más ágil, que responda a su deber de velar por el cumplimiento de la política pública”, sentenció.

La abogada expresó que la OPM no es una oficina de servicios directos, pero debe velar por que se den los mismos.

“Las críticas a la persona que ocupa el cargo no pueden ser la razón para respaldar que desaparezca la oficina Esas críticas deben usarse para identificar los ajustes que deben hacerse y la enmiendas que la Ley que rige la OPM necesita para que, entre otras cosas, la política partidista no domine ni afecte los trabajos. Es tiempo de mirar la OPM con ojos críticos para mejorarla, no para destrozarla y desaparecerla”, declaró.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.