Melinda Romero asegura que “Alcalde de Dorado no la intimida”

imagesDORADO – La aspirante novoprogresista a la alcaldía de Dorado Melinda Romero respondió el viernes a “los ataques machistas” del alcalde Carlos López, donde aseguró que “es mucho lo que tendrá que atacar para evitar que lo fiscalice”.

“Si el alcalde de Dorado está acostumbrado a ese estilo yo estoy más que preparada para enfrentarlo. A mí no me tiemblan las piernas, no le tengo miedo y no me intimidan sus insultos. Es más, no necesito que me pida perdón, ni lo he pedido ni lo espero. Que se prepare porque es mucho lo que tendrá que atacar para evitar que lo fiscalice. Él no está acostumbrado a que lo fiscalicen, vive en el confort de no ser fiscalizado y eso se terminó en Dorado. Por eso reacciona así, por eso esta tan nervioso”, sostuvo Melinda Romero en un comunicado de prensa.

La aspirante reaccionó a las expresiones de López cuando dijo que “de potrita no tiene nada porque ya tiene bastantes años. Ya no es potrita, es yegua y es yegua perdida porque no conoce nada de Dorado. No ha llegado y ya la bautizaron al no conocer nada de Dorado”, comentó el alcalde entre risas en entrevista con Wapa Radio.

“Son 27 años de insultos, arrogancia y mentiras y de hoy en adelante tendrá que rendir cuentas más allá de lo que mejor sabe hacer que es insultar. Si con simplemente radicar mi intención de presidir el PNP en Dorado ha explotado de esta manera, el pueblo ya se imagina cómo reaccionará cuando comencemos a fiscalizarlo área por área”, expresó la aspirante.

“Gane en Dorado en las pasadas elecciones, vivo en Dorado hace 10 años y en el 2008 fui funcionaria de colegio aquí en Dorado. Al parecer al alcalde le dan mal la información o quiere mentir por mentir. Me mudé a finales del 2004 luego de que vendiera mi casa en Toa Alta a raíz de mi divorcio en el 2003. Si el suma son 10 años, es una década viviendo aquí en Dorado por lo que conozco no solo las necesidades del pueblo sino lo que él ha hecho y dejado de hacer. Sila Calderón se mudó a San Juan para ser Alcaldesa el año antes de las elecciones del 1996 y Carlos López no la cuestionó”, sentenció Romero.

“El pueblo sabe quién es él y cómo se comporta. Conoce sus actuaciones y a diferencia de él nunca he sido señalada por actos de corrupción. Que siga por ahí, él se ha mantenido en un zona de conformidad donde no ha aumentado votos. No suma gente sino que gana elecciones por precisamente tener una conducta intimidante donde distrae en lugar de enfrentar sus deficiencias. Ahora eso cambiará porque por fin se conocerá que Dorado es más que cobrar patentes. Hay un pueblo que sufre necesidades mientras el Alcalde gira en rutina de insultos”, dijo Romero.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.