Legislan para eliminar la patente nacional

departamento-hacienda-puerto-rico-833-500x250EL CAPITOLIO  – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Llerandi Cruz, anunció el miércoles que someterá un abarcador proyecto de ley que busca eliminar del Código de Rentas Internas el sobrecargo contributivo conocido la “patente nacional”.

“Desde que se aprobó esta nefasta ley, hemos sido testigo de cómo la misma está desangrando a los pequeños y medianos comerciantes puertorriqueños. Las grandes cadenas no tiene problemas en pagar, pero estos negocios que, durante crisis económica viven del día a día, no pueden aguantar el golpe de estos pagos desmedidos asociados a esta ley. Es tiempo de darle un respiro a nuestros comerciales locales, por eso estamos impulsando la eliminación de este impuesto confiscatorio”, manifestó el representante estadista mediante un comunicado de prensa.

Detalló que la Ley 40 de 2013, mejor conocida como la “Ley de Redistribución y Ajuste de la Carga Contributiva”, en su artículo 15 añade la Sección 1023.10 al Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 2011. En esta sección 1023.10 se establece un impuesto sobre el ingreso bruto que aplica a las corporaciones, socios, miembros o accionistas de entidades conducto y entidades financieras con un ingreso bruto mayor al millón de dólares.

“La patente es algo mortal para nuestros empresarios. Por ejemplo, las corporaciones pagan un impuesto a la tasa de un 38 por ciento fijo, pero cuando pones el cargo de la patente nacional, terminas pagando realmente entre un 60 o 80 por ciento en impuestos. En estos tiempos, esto es mortal para cualquier PYME”, dijo el legislador por Arecibo y Hatillo.

Llerandi Cruz señaló que la iniciativa surge después de sostener una serie de reuniones con empresarios puertorriqueños quienes manifestaron la necesidad imperante de eliminar este impuesto antes que sus negocios cierren y dejen a miles de trabajadores en la calle.

“Lo complicado de este asunto es que la patente nacional aplica al ingreso bruto, y la mayoría de los comerciantes tiene un margen de ganancia pequeño, por eso este golpe ha sido devastador. Estimamos en por lo menos de 25 a 40 los negocios que han cerrado ya sus operaciones por este impuesto dejando en la calle a cientos de trabajadores. Si el Gobernador realmente quiere incentivar al país como dijo ayer en su mensaje de presupuesto, es tiempo que provee las herramientas”, expresó.

Asimismo, indicó que la llamada “patente nacional”, cuya descripción contable es un impuesto sobre la venta bruta, surgió en medio de la puja por la ampliación del IVU a los servicios corporativos o B2B. La idea original fue presentada informalmente en el 2013 por el economista Joaquín Villamil, y algunos empresarios, así como el senador del Partido Popular Democrático José Nadal acogieron la iniciativa y la integraron a la propuesta de cuadre del Gobierno.

Concluyó que la patente, según estimados del gobierno, debe allegar poco más de 500 millones de dólares al fisco. Empero, ese estimado parece hacerse agua debido a la mala posición financiera en la que se encuentran las empresas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.