Lamentan mortal ataque en Fort Hood a manos de un boricua

FOTO-MADRES-CONTRA-DE-LA-GUERRASAN JUAN – La portavoz de Madres Contra la Guerra, Sonia Santiago lamentó el jueves el incidente de una balacera ocurrida en la base militar Fort Hood de Texas, que fue provocada por un soldado boricua, según trascendió, mientra que el alcalde de Guayanilla, de donde era oriuno el soldado, también expresó su lamento. “Sentimos en el alma el fallecimiento del soldado puertorriqueño Iván López, autor de la masacre de tres militares y de las heridas sufridas por otros 13 en Fort Hood de Texas, esa base donde murieron 13 militares a manos del psiquiatra militar, Nidal Malik Hasan, en el 2009, hoy convicto. Nos solidarizamos con la familia de Iván y nos ponemos a su servicio”, dijo Santiago en un parte de prensa.

Según trascendió López habría perpetrado el mortal ataque ocurrido el miércoles. Informes de prensa indican que el soldado, quien estuvo en Irak en 2011, es original el municipio de Guayanilla y que fue miembro de la Banda Municipal y de la Guardia Nacional de Puerto Rico. Era percusionista y estudió en la escuela Asunción Rodríguez de Sala en el mencionado municipio.

“A nosotras no nos cabe la menor duda de que esa matanza es producto del desgaste de la experiencia guerrerista de soldados que ya han estado hasta en cuatro o cinco incursiones en guerra. Las guerras corroen el alma. Recordemos que la Guerra contra Irak duró 11 años y en suelo afgano ha durado 12 años. De acuerdo con datos suministrados por el Departamento de Defensa, Iván padecía de ansiedad, de depresión y del síndrome de Estrés post Traumático. Queremos destacar que los pacientes de salud mental no pueden ser estigmatizados como violentos. Y que la gran mayoría de los militares son personas trabajadoras y buenas”, agregó Santiago.

Por su parte, el alcalde de Guayanilla, Edgardo Arlequín López dijo en entrevista radial (Radio Isla) que “él estuvo allí (en la banda) desde séptimo grado hasta cuarto año y era un oven tranquilo y sobre todo talentoso. Los padres estuvieron siempre con él. Eran una familia muy unida y él tenía sus amistades. Tuvo una vida estudiantil, de la cuál fui testigo, fue excelente”.

“Esta situación nos ha estremecido a todos. Lo lamentamos un montón. Encima de eso, esta familia hace poco perdió a su mamá que también se fue a morar con el señor y él vino al entierro. Al momento que me entero, fue una sorpresa porque siempre fue un joven emocionalmente estable”, añadió.

El mandatario guayanillense indicó ofrecerían la ayuda y el apoyo necesario a la familia del militar, a quien le sobreviven al menos dos hijos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.